• El secretario de Defensa de EE.UU., James Mattis (izda), y el secretario de Estado, Rex Tillerson, en una audiencia en el Senado, en Washington, 30 de octubre de 2017.
Publicada: jueves, 7 de diciembre de 2017 2:58
Actualizada: jueves, 7 de diciembre de 2017 10:56

Informes indican que el secretario de Estado y el de Defensa de EE.UU. se oponen a la decisión del presidente Donald Trump sobre Al-Quds (Jerusalén).

Varios medios informaron el miércoles que el secretario estadounidense de Estado, Rex Tillerson, y el de Defensa, James Mattis, advirtieron a Trump del reconocimiento de Al-Quds como la capital israelí y de la reubicación de la embajada estadounidense de Tel Aviv a la ciudad ocupada por el régimen de Israel.

Uno de estos informes proviene de la agencia británica Reuters, que cita a funcionarios estadounidenses que hablaron bajo condición de anonimato.

En contraposición a los mencionados secretarios, se encontraban el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, y David Friedman, el embajador proisraelí de Estados Unidos en los territorios ocupados palestinos, quienes “presionaron tanto para el reconocimiento como para la reubicación de la embajada”.

Trump anunció el miércoles su intención de cumplir con su promesa de campaña de reconocer a Al-Quds como la capital israelí y consecuentemente trasladar la embajada desde Tel Aviv, haciendo así caso omiso a las numerosas advertencias y críticas de líderes mundiales y regionales.

Al tomar su decisión, Trump rechazó un consejo más cauteloso del secretario de Estado, Rex Tillerson, y del secretario de Defensa, James Mattis, quienes expresaron su preocupación por poner en peligro a diplomáticos y soldados estadounidenses en países musulmanes”, indica la agencia Associated Press.

 

“Al tomar su decisión, Trump rechazó un consejo más cauteloso del secretario de Estado, Rex Tillerson, y del secretario de Defensa, James Mattis, quienes expresaron su preocupación por poner en peligro a diplomáticos y soldados estadounidenses en países musulmanes”, indicó la agencia Associated Press en su reporte, citando también a funcionarios que hablaron bajo condición de anonimato.

El reconocimiento de Al-Quds como la capital israelí podría provocar nuevas tensiones en la región, ya que los palestinos y la población musulmana consideran la ciudad como la capital de Palestina.

Además del rechazo manifestado por los distintos movimientos y políticos palestinos, el anuncio de Trump ha provocado la condena y la crítica de muchos países del mundo. La Unión Europea (UE), la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Francia, Alemania, Turquía, Irak, El Líbano, Irán, Jordania y varios países latinoamericanos han sido algunos de los primeros en hacerlo.

snr/anz/aaf/rba

Commentarios