• Trump se ensaña contra comunidad inmigrante
Publicada: miércoles, 22 de noviembre de 2017 10:48
Actualizada: miércoles, 22 de noviembre de 2017 14:38

Los ataques de Donald Trump contra la inmigración protegida bajo programas especiales continúan.

Su golpe más reciente fue contra cincuenta mil ciudadanos haitianos que sufrieron el terremoto el dos mil diez y a quienes les eliminó el programa de protección TPS. Ya lo había hecho contra los ciudadanos nicaragüenses y también contra ochocientos mil jóvenes “soñadores” al eliminar la protección del programa DACA.

El presidente de EE.UU., Donald Trump volvió a atacar a los más vulnerables, los inmigrantes. Su más reciente arremetida fue contra inmigrantes haitianos a quienes les arrebató la protección del programa TPS, tal como lo hiciera hace dos semanas con los ciudadanos nicaragüenses.

Los ataques a la comunidad inmigrante ocurren ante la mirada cómplice y silenciosa de los legisladores republicanos. Decenas de manifestantes protestaron frente a las oficinas de la congresista Barbara Comstock quien simpatiza con la retórica de Trump.

La incertidumbre hace presa de las víctimas. Más de un millón de inmigrantes de ambos segmentos de protección, quedarán sujetos a deportación y a merced de autoridades migratorias a menos que el Congreso actúe en las propuestas de ley y un voto valioso es el Barbara Comstock.

Los sistemáticos ataques de la Administración Trump en contra de la comunidad inmigrante, la han dejado en estado de indefensión y tiene que recurrir, ahora, a este tipo de acciones para asegurar su derecho humano a tener un futuro.

Alfredo Miranda, Washington

akm/msf