• Empty
Publicada: miércoles, 25 de octubre de 2017 11:18

¿Qué ocurre en Hollywood, capital mundial del cine, para que más de 200 actrices denuncien a directores y productores del cine por haberlas acosado sexualmente?

Mientras todavía no se ha calmado la tormenta desatada por las acusaciones vertidas contra el productor estadounidense, Harvey Weinstein de haber sometido durante décadas a un sinfín de actrices a abusos sexuales en el corazón de Hollywood, distrito de Los Ángeles mundialmente conocido como la capital del séptimo arte, ahora sale a la palestra otro nuevo escándalo.

En esta ocasión, se trata del director de cine y escritor estadounidense James Toback, a quien casi cuarenta mujeres le han acusado de haberlas forzado a tener encuentros sexuales no deseados en la década de 1980, según reporta el diario local LA Times.

Toback, de 72 años y nominado a un Óscar por el guión del filme ‘Bugsy’ (1991) supuestamente acosó a mujeres que había contratado, que buscaban trabajo o que había abordado por la calle, según la información del rotativo, que cuenta con testimonios de 38 mujeres, la mayoría con nombre y apellidos, aunque hay otras publicaciones que cifran en unos 200 los casos de acoso sexual.

El texto publicado relata que Toback embaucaba a las mujeres bajo el pretexto de ser una puerta de entrada a Hollywood y en encuentros posteriores, que tenían lugar en espacios privados como una habitación de hotel o incluso públicos como un parque, daba rienda suelta a su perversión.

 

Este tipo de noticias se divulga rápidamente por los medios de comunicación estadounidenses por su resonancia informativa y alcanzan unas cuotas de audiencia muy altas por el mero hecho que la sociedad norteamericana se alardea de un puritanismo moral.

Mientras las autoridades estadounidenses miran para otro lado, los organismos competentes afectados solo censuran o como mucho, expulsan a estos personajes de la membrecía de sus comunidades, como es el caso del mencionado Weinstein, quien fue expulsado de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMPS, por sus siglas en ingles) o de la Academia de Hollywood.

Estos escándalos no son exclusivos de Hollywood, sino también es algo común entre la clase política estadounidense. En este punto, se puede mencionar, al expresidente demócrata, Bill Clinton (1993 –2001), quien estuvo envuelto en varios sonados escándalos sexuales que protagonizó durante su mandato.

Para no ir lejos, también se puede nombrar al actual inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump, quien estuvo inmerso en otros casos de abusos sexuales antes de llegar al poder.

Para terminar, hasta el noventagenario exdirigente George Bush (1989-1993) no queda libre de estos actos, pues como informa el diario británico Daily Mail, el estadounidense en presencia de su mujer, Barbará, efectuó un ataque sexual contra la actriz Heather Linde.

krd/ktg/msf

Commentarios