• Una bomba nuclear de EE.UU., B61, exhibida en el Pima Air & Space Museum en Tucson, Arizona.
Publicada: domingo, 10 de septiembre de 2017 23:30
Actualizada: lunes, 11 de septiembre de 2017 3:54

El presidente de EE.UU., Donald Trump, pidió la creación de armas nucleares más pequeñas y a la vez más precisas que los termonucleares tradicionales.

Según las últimas filtraciones de un panel que se ha reunido para revisar las capacidades nucleares del Ejército estadounidense, durante su primera semana en la Casa Blanca, Trump ordenó al panel de alto nivel que explorara las opciones disponibles para desarrollar una bomba más moderna de “bajo rendimiento”, informó el sábado la revista estadounidense Politico.

“La (revisión nuclear) tiene que preguntar de manera creíble a los militares lo que necesitan para disuadir a los enemigos”, dice un funcionario del Gobierno bajo condición de anonimato, familiarizado con el programa, llamado ‘Nuclear Posture Review’. “¿Las armas corrientes serán útiles para todos los escenarios que vemos?”, es la pregunta que plantea dicha revisión.

Aunque la idea de miniaturizar las armas nucleares no es particularmente nueva y puede remontarse a la Guerra Fría, el hecho de que Trump busque una versión moderna de las armas mortales en medio de un programa de actualización ya costoso es probable que provoque un feroz debate en el Congreso, en última instancia, financiarlo.

La (revisión nuclear) tiene que preguntar de manera creíble a los militares lo que necesitan para disuadir a los enemigos”, dice un funcionario del Gobierno bajo condición de anonimato, familiarizado con el programa nuclear estadounidense.

 

De acuerdo con el mencionado medio, citando a fuentes afiliadas con ese panel de revisión, el plan era impulsar la disuasión de Washington a raíz de las nuevas amenazas supuestamente procedentes de Rusia y Corea del Norte.

Sin embargo, Steven Andreasen, funcionario del Departamento de Estado en las Administraciones de los expresidentes Ronald Reagan y George H.W. Bush, dijo a Politico que una nueva arma nuclear “enviaría exactamente la señal equivocada” en medio de los esfuerzos internacionales hacia el desarme nuclear.

Esa información sale a la luz semanas después del anuncio del Pentágono de dos nuevos contratos para actualizar los misiles balísticos intercontinentales (ICBM, por sus siglas en inglés) así como los misiles de crucero con capacidad nuclear de los cuales actualmente dispone la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, ya desde hace décadas.

aaf/rha/ftm/tas

Commentarios