• Un miembro de las Unidades de Protección Popular (YPG, por sus siglas en kurdo) en la ciudad siria de Al-Karama, 10 de mayo de 2017.
Publicada: miércoles, 31 de mayo de 2017 8:54

Las Fuerzas Armadas de Estados Unidos han comenzado a enviar armas a las Unidades de Protección Popular (YPG, por sus siglas en kurdo) en Siria.

Dos oficiales de Defensa estadounidenses informaron el martes a la cadena estadounidense NBC News de que la Armada del país norteamericano empezó a suministrar armas y equipos a los elementos de YPG —forma parte de las llamadas Fuerzas Democráticas de Siria (FDS)— que luchan contra los terroristas en el norte del país árabe para tomar el control de la ciudad de Al-Raqa.

Conforme a uno de los funcionarios, el suministro empezó en las últimas 24 horas y se basa en la autorización dada por el presidente estadounidense, Donald Trump, a principios de mayo.

“Hemos empezado a transferir armas pequeñas y vehículos a los elementos kurdos”, dijo a su vez Adrian Rankine-Galloway, un portavoz del Departamento de Defensa de Estados Unidos (Pentágono), además de anunciar que las armas incluyen rifles AK-47 y ametralladoras de pequeño calibre.

Hasta el momento no ha habido reacción alguna por parte de Turquía, que ha advertido a Washington que su decisión de armar a las fuerzas kurdas que combaten el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) podría acabar perjudicando a EE.UU.

Ankara considera a las FDS y los kurdos sirios elementos hostiles y hasta terroristas que no se les debe entregar armas y dar apoyo ya que estos podrían intentar declarar su independencia en el norte de Siria, hecho que alentaría a los kurdos en el sureste de Turquía a hacer lo mismo.

Hemos empezado a transferir armas pequeñas y vehículos a los elementos kurdos”, dijo Adrian Rankine-Galloway, un portavoz del Departamento de Defensa de Estados Unidos.

 

So pretexto de luchar contra el terrorismo en Siria, Washington ha desplegado cientos de sus fuerzas en el suelo sirio y enviado armas y otras ayudas militares a los kurdos en respaldo a sus intentos independentistas en el norte del país árabe.

En tanto, el Gobierno de Damasco denuncia las operaciones “no coordinadas” de EE.UU. en la ciudad de Al-Raqa y recuerda que, sin la autorización de Siria, “cualquier ataque a Daesh de EE.UU. o el Ejército turco en Al-Raqa es ilegítimo”.

ftn/ktg/msf

Commentarios