• El fundador de Wikileaks, Julian Assange, en una comparecencia desde la embajada de Ecuador en el Reino Unido en 2016.

El Departamento de Justicia de EE.UU. está preparando una serie de acusaciones contra el fundador de Wikileaks, Julian Assange.

Oficiales estadounidenses conocedores del asunto revelaron a la cadena norteamericana CNN que las autoridades buscan procesar a Assange por develar información secreta del Gobierno de EE.UU.

“La perspectiva de EE.UU. sobre Wikileaks comenzó a cambiar luego de que los investigadores hallaron lo que creen que son pruebas de que Wikileaks jugó un papel activo para ayudar a Edward Snowden, un exanalista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA)”, explicó el jueves el canal norteamericano.

La perspectiva de EE.UU. sobre Wikileaks comenzó a cambiar luego de que los investigadores hallaron lo que creen que son pruebas de que Wikileaks jugó un papel activo para ayudar a Edward Snowden, un exanalista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA)”, explicó la cadena estadounidense de noticias CNN.

El reporte, tras recordar que la investigación sobre Wikileaks y su creador se inició en 2010, explica que los funcionarios del Departamento de Justicia estadounidense encontraron ahora una forma de avanzar para solicitar el arresto de Assange sin afectar las normas constitucionales de libertad de expresión que los limitaban hasta el momento.

En 2010, la organización que lidera Assange publicó en su sitio Web informes anónimos y miles de documentos filtrados, lo que indignó a Washington y llevó a los fiscales a investigar si la Primera Enmienda [de la Constitución] –que garantiza la libertad de expresión– impide la posibilidad de procesar a Assange.

Las entonces autoridades judiciales consideraron difícil acusar a Assange en persona debido a que Wikileaks no fue el único medio por el cual se difundieron los miles de documentos militares que había infiltrado un ex oficial de inteligencia militar llamado Chelsea Manning. The New York Times y The Guardian, entre otros, publicaron las filtraciones.

El actual fiscal general estadounidense Jeff Sessions declaró que la detención de Assange “es una prioridad”. Aseguró que la Administración de Donald Trump ya “ha empezado a redoblar los esfuerzos” para llevarla a cabo y prometió encarcelar “algunas personas”, además de Assange.

Por su parte, el abogado de Assange, Barry Pollack, negó haber recibido alguna comunicación del Departamento de Justicia sobre este caso. “Han sido reticentes a cualquier conversación, a pesar de nuestros pedidos reiterados, sobre la situación de Assange en cualquier investigación pendiente”, agregó.

Hace casi una semana, el director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés), Mike Pompeo, notificó que “es hora de llamar a Wikileaks como lo que es: un servicio de inteligencia privado hostil, con frecuencia incitado por Rusia”.

Cabe mencionar que Assange se encuentra en la embajada de Ecuador en Londres desde 2012. Washington esperaba que el nuevo Gobierno ecuatoriano lo expulsara, pero el presidente electo ecuatoriano, Lenín Moreno, que se impuso en las elecciones de este mes con el 51,17 % de los votos, prometió seguir albergando en la sede diplomática al fundador de Wikileaks.

zss/ncl/hnb

Publicada: viernes, 21 de abril de 2017 6:07
Commentarios