• El secretario estadounidense de Estado, Rex Tillerson, junto a otros altos diplomáticos, asiste a una reunión de cancilleres de los países industrializados del Grupo de los Siete (G7) en Lucca, Toscana (Italia), 11 de abril de 2017.
Publicada: martes, 11 de abril de 2017 14:34

El secretario estadounidense de Estado, que visita Moscú este martes, lanza un ultimátum a Rusia y exige que elija a quién apoyar: a EE.UU. o al presidente sirio.

Momentos antes de partir rumbo a Moscú (capital rusa) y después de una serie de reuniones urgentes en Italia con altos diplomáticos del G7, Rex Tillerson ha indicado este martes que Rusia debe elegir entre estar del lado de Estados Unidos y los países con ideas afines sobre Siria, o quedarse junto a Irán, el Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) y el mandatario sirio, Bashar al-Asad.

"Rusia puede mantener su alianza con este grupo, que creemos que no va a servir a los intereses de Rusia a largo plazo", ha aseverado Tillerson.

Rusia puede mantener su alianza con este grupo, que creemos que no va a servir a los intereses de Rusia a largo plazo", ha aseverado el secretario estadounidense de Estado, Rex Tillerson.

Sus declaraciones se producen días después de que generara tensión entre ambos países el ataque estadounidense, con 59 misiles de crucero, lanzado el viernes contra la base aérea de Al-Shairat, en la provincia de Homs (centro de Siria). La ofensiva se produjo en respuesta a un ataque químico perpetrado en Jan Sheijun, en la provincia noroccidental de Idlib, que Washington –sin pruebas– dice realizó el Ejército sirio, a pesar de que Damasco niega tal hecho. 

 

Tillerson ha señalado que Estados Unidos no contempla un papel para Al-Asad en el futuro de Siria, aunque ha comentado que Washington no formula hipótesis sobre cómo será su salida del poder.

Desde hace tiempo la Administración del presidente Donald Trump ha ofrecido contradictorias o confusas declaraciones sobre el futuro de Al-Asad; en un principio indicaba que el futuro del líder no era una prioridad y después exigió su salida del poder.

Finalmente, refiriéndose al ataque con armas químicas de Siria, el jefe de la Diplomacia estadounidense ha apostillado que "no está claro si Moscú no se tomó en serio sus obligaciones en Siria o si fue incompetente", para después agregar que esta distinción "no les importa mucho a los muertos", señalando una posible implicación rusa en el mencionado ataque.

El Kremlin indicó el lunes que las acciones de EE.UU. sobre Siria evidencian que Washington no quiere cooperar para solventar la crisis que aqueja al país árabe.

snr/anz/ftm/rba

Commentarios