• El líder norcoreano, Kim Jong-un, presente en un desfile militar en Pyongyang, la capital.
Publicada: viernes, 31 de marzo de 2017 1:38
Actualizada: viernes, 31 de marzo de 2017 2:17

Estados Unidos advierte a China de que no tiene paciencia con Corea del Norte y que ‎Pekín debe demostrar su firmeza con Pyongyang y sus provocaciones.‎

“No tengo paciencia para eso, y no está ayudando a nadie. Y no soy solo yo. Este gobierno (de EE.UU.) no tiene paciencia para eso”, aseguró el jueves la embajadora de EE.UU. ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Nikki Haley.

Al mismo tiempo afirmó que Pekín puede y debe hacer más para forzar a Pyongyang a detener sus pruebas misilísticas y nucleares. A su juicio, el gigante asiático puede demostrar su firmeza con su vecino si refuerza el embargo a las exportaciones de carbón norcoreano.

No tengo paciencia para eso, y no está ayudando a nadie. Y no soy solo yo. Este gobierno (de EE.UU.) no tiene paciencia para eso (...) Sé que China quiere ver que Corea del Norte detiene las pruebas. Demuéstrenlo. Demuéstrenlo”, dijo la embajadora de EE.UU. ante la ONU, Nikki Haley.

“¿Podemos cambiar la forma en que piensa Corea del Norte? No. No van a ceder. China puede, y eso es en lo que queremos centrarnos (…) Sé que China dice que está preocupada por Corea del Norte. Sé que China quiere ver que Corea del Norte detiene las pruebas. Demuéstrenlo. Demuéstrenlo”, agregó.

Respecto a los recientes informes sobre los esfuerzos de Corea del Norte para llevar a cabo su 6º ensayo nuclear en el mes de abril, Haley señala que su país no se conformará con otro debate en la ONU.

 

Haley también dice que el presidente de EE.UU., Donald Trump, planteará este tema, entre otras cuestiones bilaterales, con su homólogo chino, Xi Jingping, en la reunión que mantendrán la semana próxima en EE.UU. y pedirá resultados en lo que respecta a Pyongyang.

Sobre la reacción de Washington ante una posible prueba nuclear o misilística de Corea del Norte, Haley precisó que “no vamos a quedarnos sentados y decir 'Ah, lo volvieron a hacer'".

Sus declaraciones llegan en un momento de gran tensión entre Corea del Norte y EE.UU. por las constantes provocaciones de ambas partes. La situación se ha agravado después de que Washington instalara a principios de marzo el escudo antimisiles de Defensa Terminal de Área a Gran Altitud (THAAD, por sus siglas en inglés) en Corea del Sur, lo que ha provocado, además, fuertes reacciones y críticas de Rusia y China.

El 7 de este mes, Pyongyang denunció las amenazas de EE.UU. y alertó de que los ejercicios militares entre EE.UU. y Corea del Sur podrían derivar en una “guerra real” y conducir a la zona hacia un ‘desastre nuclear’.

ftn/nii/

Commentarios