• El presidente de Rusia, Vladimir Putin, en el Kremlin, Moscú, la capital rusa.
Publicada: sábado, 7 de enero de 2017 1:12

Las agencias de inteligencia de Estados Unidos creen que los supuestos ciberataques rusos se realizaron bajo orden directa de Putin.

Un informe elaborado por la Comunidad de Inteligencia de Estados Unidos (USIC, por sus siglas en inglés) y publicado este viernes asegura que las supuestas injerencias rusas en las elecciones de EE.UU. se llevaron a cabo bajo la orden directa del presidente de Rusia, Vladimir Putin.

El estudio insiste en que los rusos dirigieron sus ataques contra la excandidata presidencial demócrata, Hillary Clinton, ya que temían que con su llegada al poder se elevasen las presiones sobre Rusia, de ahí que facilitaron la victoria de Donald Trump, algo que este último rechaza.

Además, indica que, según evidencias, los rusos ya comenzaron sus ciberataques y campañas mediáticas contra Clinton cuando ella competía contra el exprecandidato Bernie Sanders.

Del mismo modo, el informe advierte de que las interferencias rusas en las elecciones estadounidenses fueron de una escala nunca antes vista y que evidenciaron un aumento significativo de los esfuerzos de Rusia para influenciar los comicios de EE.UU.

 

Otra parte del estudio apunta el dedo acusador contra el servicio de inteligencia militar de Rusia, es decir, el Departamento Central de Inteligencia (GRU, por sus siglas en ruso) como responsable de los ataques cibernéticos realizados supuestamente contra objetivos estadounidenses.

Asimismo afirma que sitios de filtración como Wikileaks (algo que este desmiente) apoyaron al Gobierno ruso y difundieron datos que los hackers rusos habían extraído de sistemas oficiales de Estados Unidos a los que se habían infiltrado.

Además, en el informe se acusa a la cadena Russia Today y otros medios rusos de difundir información en contra de Clinton y a favor de Trump con el fin de facilitar la Presidencia del candidato republicano.

hgn/ctl/tqi/rba

Commentarios