• Quinta generación del avión de combate F-35B Lightning II.
Publicada: lunes, 2 de mayo de 2016 16:36
Actualizada: lunes, 2 de mayo de 2016 17:45

Cinco de los seis aviones de combate estadounidense F-35 no han podido ni siquiera despegar en un test simulado, marcando un nuevo fracaso para el proyecto de 400 mil millones de dólares.

La reciente prueba se realizó en la base de la Fuerza Aérea Mountain Home en Idaho (noroeste de EE.UU.) para evaluar la preparación de la aeronave, pero solamente uno de ellos fue capaz de arrancar su software y transportarse por el aire, según J. Michael Gilmore, director probador de armas del Pentágono.

La Fuerza Aérea trató dos procedimientos de lanzamiento de alerta durante el despliegue Mountain Home, donde múltiples aviones F-35A fueron verificados previamente y preparados para un lanzamiento rápido, pero sólo uno de los seis aviones fue capaz de completar la secuencia del lanzamiento de alerta y despegar con éxito”, informa J. Michael Gilmore, director probador de armas del Pentágono.

“La Fuerza Aérea trató dos procedimientos de lanzamiento de alerta durante el despliegue Mountain Home, donde múltiples aviones F-35A fueron verificados previamente y preparados para un lanzamiento rápido, pero sólo uno de los seis aviones fue capaz de completar la secuencia del lanzamiento de alerta y despegar con éxito”, explicó Gilmore.

En su último informe al Congreso norteamericano, Gilmore detalló que los problemas durante el arranque, que requiere la desconexión y el reinicio del sistema —un síntoma de los sistemas y los software inmaduros—, impidió que se completen otros lanzamientos de alerta.

El funcionario añadió que este no fue el único defecto de software que paralizó el funcionamiento del aparato, evocando que hace poco, otro grupo de los F-35 tuvo que abortar su misión de prueba como consecuencia de los problemas de estabilidad de software.

En este sentido, agregó que en la recién citada prueba, dos de los cuatro F-35 que funcionó con una versión preliminar del software complejo se vieron obligados a cancelar el análisis debido a la perturbación de radar de la aeronave y la detección de amenazas, mientras declaró que los otros dos que fueron capaces de volar no pasaron la evaluación.

El Departamento de Defensa de EE.UU. ya ha anunciado los planes para comprar unos 500 aviones de combate F-35 —conocidos como las “armas más caras del mundo”— de la compañía estadounidense Lockheed Martin, incluso antes de que estos aparatos puedan pasar adecuadas pruebas de combate.

zss/ctl/nal

Commentarios