• Momento de la recolección de las flores de azafrán en Irán.
Publicada: jueves, 14 de septiembre de 2017 2:15
Actualizada: jueves, 14 de septiembre de 2017 8:04

Irán suministra cerca del 90 % del azafrán que existe en el mercado, con lo que se convierte en el mayor productor y exportador del mundo.

El “oro rojo” es el azafrán, la especia más cara del mundo. Su precio varía muchísimo en cada país, pero para tener una referencia promedio, un gramo se vende a 18 dólares.

Tras Irán, España, Marruecos, La India y Grecia son los mayores productores de azafrán. El problema es que en varios países –particularmente España– se vende azafrán que proviene de Irán, pero que se etiqueta como nacional.

Así, muchas personas han adquirido el azafrán español sin saber que en realidad compraron azafrán iraní.

Hoy los productores iraníes están poniendo todos sus esfuerzos en lograr la certificación de la autenticidad del producto y la trazabilidad de la cadena de producción hasta llegar a su origen.

“Estamos tratando de mostrar al mundo la calidad del azafrán iraní”, dice Mehrdad Rohani, presidente ejecutivo de un negocio familiar en la ciudad de Mashad, ubicada en el corazón de la zona con mayor producción en Irán.

Hace casi dos años Estados Unidos levantó las sanciones comerciales impuestas a Irán. A partir de entonces, los productores comenzaron a vender directamente a clientes del mundo occidental.

Rohani dice que las exportaciones de su empresa se han duplicado desde el levantamiento de las sanciones. “Comenzamos a exportar a EE.UU., ahora tenemos grandes clientes en ese país”, agrega.

Estamos tratando de mostrar al mundo la calidad del azafrán iraní”, dice Mehrdad Rohani, presidente ejecutivo de un negocio familiar en la ciudad de Mashad.

 

El mayor problema es que el mercado está lleno de falsificaciones, por ello mencionamos algunos puntos que les ayudan a cómo reconocer el verdadero ‘oro rojo’ para que no les engañen a la hora de comprarlo.

  • Verifica que cada hebra está deshilachada en uno de sus extremos.
  • Fíjate que tengan una tonalidad rojo profundo y que al sumergirlas, el agua se tiña de un color anaranjado-amarillo.
  • Tienes que oler las hebras y ponerlas en tu lengua. El azafrán falso tiene muy poco aroma y sabor.
  • El verdadero debe oler un poco a frutas y flores.
  • Por último, debe tener un sabor dulce y amargo al mismo tiempo.

Las falsificaciones

Lo cierto es que el comercio del azafrán no despega con fuerza debido a las imitaciones. A comienzos de este año en curso, fueron encontrados en el mercado europeo algunos productos sintéticos con colorantes que se vendían como azafrán.

La botánica Sally Francis dijo que hace apenas unas semanas se detectó en Holanda una especia llamada safflower (por su nombre en inglés), un sustituto común del azafrán.

Incluso el azafrán legítimo varía mucho en su calidad, dependiendo de donde procede.

fdd/rha/alg/rba

Commentarios