• El luchador del equipo nacional de Irán, Hassan Yazdani, derrota a su rival estadounidense David Taylor en los Campeonatos del Mundo de Lucha, Oslo, Noruega, 3 de octubre de 2021.
Publicada: viernes, 15 de octubre de 2021 1:41
Actualizada: viernes, 15 de octubre de 2021 7:39

Los equipos nacionales de lucha libre de Irán y EE.UU. compiten en un cara a cara planeado para febrero de 2022, en la ciudad estadounidense de Dallas.

La Federación Estadounidense de Lucha Libre publicó el jueves en su portal oficial que los equipos nacionales iraní y estadounidense celebrarán un torneo amistoso el 12 de febrero de 2022 en la ciudad de Dallas, en estado de Texas.

De acuerdo con el sitio digital, el torneo se acordó tras la invitación oficial del presidente de la Federación Estadounidense de Lucha Libre, Bruce Baumgartner, a la Federación iraní de Lucha Libre.

La República Islámica de Irán cuenta actualmente con numerosos y grandes campeones mundiales y olímpicos en la especialidad de Lucha Libre, destaca el anuncio refiriéndose a Hasan Yazdani (86 kg) y Amirhosein Zare (125 kg) entre otros.

 

En esta misma línea, el gigante de la lucha libre estadounidense, Gable Dan Steveson, a través de un mensaje publicado en su cuenta de Instagram, desafió al iraní Amir Hosein Zare, actual campeón mundial en la categoría de 125 kg en estilo libre.

El luchador Steveson obtuvo una presea de oro en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, mientras Zare ganó la medalla de oro en el Campeonato Mundial de Lucha Libre 2021, celebrado a principios de octubre en Oslo, capital de Noruega.

Después de los JJOO de 2020, el estadounidense tiró la toalla en la lucha libre y optó por seguir compitiendo en artes marciales mixtas (conocida habitualmente por su acrónimo en inglés de Mixed Martial Arts, MMA), pero ha decidido regresar a la estera de lucha libre para intentar recuperar la corona del iraní Zare, el ahora campeón del mundo.

Irán y Estados Unidos se han enfrentado en varias ocasiones durante las últimas décadas, aunque la selección iraní no ha viajado al territorio estadounidense desde el Mundial de 2016 disputado en Los Ángeles.

Las competencias entre los luchadores de ambos países siempre han concentrado a un gran número de aficionados y amantes de esa disciplina deportiva.

nsh/ncl/mrg