Publicada: sábado, 23 de septiembre de 2017 10:08

Irán volvió a probar un misil balístico. El acto ha sido considerado por los medios como un ‘desafío’ a las amenazas del presidente de EE.UU., Donald Trump.

La revista estadounidense Newsweek ha reflejado la exhibición y el lanzamiento de nuevo misil balístico, bautizado Jorramshahr, y los ha considerado como una “bofetada” a Trump e incluso al régimen de Tel Aviv, que se encuentra dentro del radio de alcance del misil iraní.

Newsweek hizo eco de una parte del discurso que pronunció el viernes el presidente iraní, Hasan Rohani, en el cual enfatiza que la República Islámica de Irán siempre ha buscado la paz y la seguridad en la región y no pedirá permiso a nadie para aumentar su capacidad militar y defenderse.

En comentarios sobre la prueba y las declaraciones de Rohani, Robert Einhorn, asesor especial del departamento de no proliferación y control de armas de Estados Unidos, ha indicado a Newsweek que estos se produjeron “en respuesta a la intención anunciada de la Administración de Trump de ejercer más presiones sobre Irán para (obligarlo) aceptar limitaciones en su programa de misiles balísticos”.

Sin embargo, “Rohani ha dejado claro que el programa misilístico de Irán no está sobre la mesa de negociaciones”, ha resaltado Einhorn.

Rohani ha dejado claro que el programa misilístico de Irán no está sobre la mesa de negociaciones”, ha resaltado Robert Einhorn, asesor especial del departamento de no proliferación y control de armas de Estados Unidos.

 

Por su parte, Mark Fitzpatrick, director ejecutivo del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos en Washington, ha señalado que se sabía que Irán posee un misil capaz de llegar a los territorios ocupados palestinos por Israel, pero lo que es nuevo es que Irán dice que su misil es capaz de portar varias ojivas que pueden actuar de manera independiente y “quizás varias bombas de racimo”, agrega.

“El misil tiene la potencialidad de portar ojivas nucleares, pero dudo que pueda portar varias de ellas, porque las cabezas nucleares son muy grandes”, ha indicado Fitzpatrick, citado este sábado por la cadena estadounidense CNN.

El político estadounidense apoya la idea de incluir misiles balísticos en el acuerdo nuclear, conocido como el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés), sellado entre Irán y el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), sin embargo, ha enfatizado que “no es bueno hablar de eso, si Estados Unidos no está respetando el acuerdo nuclear”.

En los últimos años, Irán ha logrado importantes avances en su sector de defensa y alcanzado la autosuficiencia en la producción de vitales equipos y sistemas militares defensivos, con lo que sus Fuerzas Armadas están al día en tácticas militares modernas. Teherán enfatiza que este poder no constituye amenaza alguna para la región, pues únicamente busca preservar su propia soberanía e integridad territorial.

ask/ncl/mkh