• El líder las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Rodrigo Londoño.
Publicada: lunes, 21 de noviembre de 2016 8:14
Actualizada: lunes, 21 de noviembre de 2016 12:54

El jefe de las FARC dijo que hay compromiso para refrendar el nuevo acuerdo de paz ‎a través del Congreso: el pacto original fue rechazado en plebiscito.‎

"Ese es el compromiso que se ha hecho y esperamos que el Congreso esté a la altura de lo que la patria le está pidiendo. Necesitamos refrendar ese acuerdo para comenzar a sentar las bases y sembrar la semilla de la reconciliación y la paz", declaró el domingo el líder las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Rodrigo Londoño, alias Timochenko.

Subrayó, asimismo, que la ventaja de este mecanismo de refrendación es que es el que está más a mano y el más rápido.

Ese es el compromiso que se ha hecho y esperamos que el Congreso esté a la altura de lo que la patria le está pidiendo. Necesitamos refrendar ese acuerdo para comenzar a sentar las bases y sembrar la semilla de la reconciliación y la paz", declaró el domingo el líder las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Rodrigo Londoño, alias Timochenko.

Timochenko también manifestó que la firma del acuerdo, que deberá darse en los próximos días, está en marcha, y que tenía que empacar la maleta para salir hacia Bogotá a rubricar el acuerdo.

"Yo creo que entre más tiempo se dilate la refrendación del acuerdo, más espacio se le va dando a los sectores que no quieren la paz", añadió.

 

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) alcanzaron la semana pasada en La Habana, capital de Cuba, un segundo acuerdo de paz con el Gobierno de Juan Manuel Santos, en el que incluyeron peticiones de la oposición: recordemos que el primer acuerdo fue rechazado en un plebiscito el 2 de octubre.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, explicó que el nuevo pacto sería presentado este miércoles al Congreso para su discusión y, aunque también se había mostrado favorable a que fuera refrendado por el Parlamento, donde cuenta con apoyo mayoritario, aseguró que aun restaba acordar este asunto con las FARC.

Las partes han insistido en la necesidad de una rápida refrendación e implementación del mismo. Especialmente tras conocerse esta semana la muerte de dos miembros de las FARC en presuntos enfrentamientos con el Ejército, a pesar del alto al fuego que decretaron el pasado 29 de agosto.

Las negociaciones de paz buscan poner fin a un conflicto armado en Colombia de más de medio siglo, en el que han participado otras guerrillas, paramilitares y agentes estatales, con un saldo de al menos 260 000 muertos, 60 000 desaparecidos y 6,9 millones de desplazados.

snz/nii/