• Un buceador observa una esponja barril gigante, una Xestospongia testudinaria.
Publicada: lunes, 4 de diciembre de 2017 19:16
Actualizada: martes, 5 de diciembre de 2017 3:37

Un estudio concluye que fueron las esponjas las primeras en aparecer en la Tierra, y no los ctenóforos.

Tras años de buscar el origen de la vida animal, hace millones de años, científicos de todo el mundo han presentado análisis tras análisis y los biólogos evolutivos se han ido remontando en el tiempo hasta encontrarse cada vez más cerca de la respuesta.

Ahora, investigadores de la Universidad de Bristol (Reino Unido) aseguran haber puesto fin al debate “más acalorado de la biología evolutiva” y apuntan que son las “esponjas morfológicamente simples” las que se sitúan en el inicio de la cadena evolutiva, lo que las convierte en ‘hermanas’ del resto de ramas animales.

Davide Pisani, que dirige el equipo de investigación, explica que las esponjas simples son “humildes criaturas que viven en el fondo del mar, que actúan como filtradores y no hacen mucho más”, reporta este lunes el diario español La Vanguardia.

Si asumimos que son el ancestro original, entonces podemos asumir un escenario mucho más simple: que evolucionamos a partir de un organismo filtrador”, indica Davide Pisani, director de un equipo de investigación de la Universidad de Bristol.

 

“Si asumimos que son el ancestro original, entonces podemos asumir un escenario mucho más simple: que evolucionamos a partir de un organismo filtrador”, añade.

Desde 2008, los ctenóforos (o portadores de peines) habían sido considerados como nuestro antepasado más antiguo. Estos animales se​ caracterizan por tener células especializadas (coloblastos) que producen una sustancia pegajosa utilizada para capturar las presas. Además, son exclusivamente marinos y se han descrito hasta 166 especies.

Este descubrimiento, publicado en la revista Current Biology, puede tener implicaciones drásticas, afirman los expertos. “Esta hipótesis sugiere una historia evolutiva completamente diferente para sistemas de órganos clave en los animales como los sistemas nervioso y digestivo”, dice Pisani.

El investigador concluye diciendo que conocer el orden correcto de ramificación entre las especies es fundamental para comprender nuestra propia evolución y el origen de las características de la anatomía de los animales.

snr/mla/tqi/rba

Commentarios