• Descubren dos agujeros negros gigantes destinados a colisionar
Publicada: sábado, 2 de diciembre de 2017 18:45
Actualizada: domingo, 3 de diciembre de 2017 0:20

Los científicos han descubierto dos agujeros negros supermasivos que están más cerca entre sí de lo que jamás se haya documentado, y estiman que ‘colisionarán’.

Un informe publicado recientemente en la revista estadounidense Astrophysical Journal informa del hallazgo, mientras precisa que los astrónomos que observan la principal galaxia espiral más cercana a la Vía Láctea han tomado una sorprendente foto cósmica de dos agujeros negros supermasivos, ubicados casi uno al lado del otro.

Los dos objetos gigantes antes eran catalogados como estrellas que orbitan la galaxia Andrómeda, pero han sido reclasificados como agujeros negros, indica el informe.

Al estudiar los datos de las estrellas obtenidos por el Observatorio Chandra de Rayos X de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio de EE.UU. (NASA, por sus siglas en inglés) y la Fábrica Transitoria Intermedia Palomar de California, investigadores de la Universidad de Washington notaron una anomalía óptica.

Ahora, ambos objetos que antes eran considerados dos estrellas que orbitan la galaxia Andrómeda, también conocida como M31, han sido reclasificados como agujeros negros.

Esta es la primera vez que se encuentran pruebas tan sólidas de dos agujeros negros gigantes que orbitan”, dijo Emily Levesque, de la Universidad de Washington.

 

Denominados J0045 + 41, los hallados agujeros negros estarían más cerca entre sí de lo que jamás se haya documentado en este tipo de fenómeno cósmico. De acuerdo con los científicos, están ubicados a 2,6 millones de años luz de la Tierra.

“Esta es la primera vez que se encuentran pruebas tan sólidas de dos agujeros negros gigantes que orbitan”, dijo Emily Levesque, de la Universidad de Washington.

Los astrónomos estaban observando estrellas, cuando de manera inesperada se toparon con los dos agujeros negros. “Estábamos buscando un tipo especial de estrella en la M31 y pensamos que habíamos encontrado una. Nos sorprendió y nos emocionó encontrar algo mucho más extraño”, señaló el líder del estudio, Trevor Dorn Wallenstein.

El equipo evalúa que los dos agujeros negros supermasivos “colisionarán” o “se combinarán”. No obstante este proceso podría durar entre 350 y 360 000 años.

mnz/nii/

Commentarios