• La grieta en el iceberg A68 en la plataforma Larsen C, en el Polo Sur, 1 de junio de 2017.
Publicada: martes, 10 de octubre de 2017 19:01
Actualizada: miércoles, 11 de octubre de 2017 2:40

Satélites de la NASA capturan las primeras vistas iluminadas del iceberg gigante A68, separado de la plataforma Larsen C el pasado julio.

En las primeras semanas tras la separación del inmenso bloque de hielo, de unos 5800 kilómetros cuadrados de extensión —el equivalente a la provincia de Alicante, o 55 veces la ciudad de París—- los científicos tenían que confiar en la imagen térmica y los datos del radar para observar la rotura y observar el movimiento subsiguiente de la isla de hielo flotante.

En agosto, los científicos comenzaron a obtener sus primeras vistas iluminadas por el sol del nuevo iceberg, de un peso estimado en su formación de más de un billón de toneladas. El espectrorradiómetro de imágenes de resolución moderada (MODIS) en el satélite Terra de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio de EE.UU. (NASA, en inglés) capturó una visión amplia del iceberg el 11 de septiembre. A los pocos días, el 16 de septiembre, el Operational Land Imager (OLI) y el Thermal Infrared Sensor (TIRS) capturaron estas imágenes detalladas.

El iceberg A68, visto en imagen natural y en imagen térmica desde los satélites de la NASA.

 

La imagen de la izquierda muestra los icebergs en color natural. Las hendiduras en el iceberg principal y la plataforma de hielo se destacan, mientras que las nubes en el lado este marcaban su sombra en el iceberg.

La imagen térmica de la derecha muestra la misma área en color falso. Las nubes sobre el estante de hielo no aparecen tan bien en la imagen térmica, ya que registran aproximadamente la misma temperatura que el estante.

Las imágenes térmicas tienen la ventaja de mostrar dónde termina el hielo más frío y aparece el agua “caliente” del mar de Weddell. También indica diferencias en el espesor de los tipos de hielo. Por ejemplo, la mezcla es más gruesa (tiene una señal más fría) que el hielo formado en aguas frías, pero más delgada (señal más cálida) que la plataforma y los icebergs.

Ambas imágenes muestran una fina capa de hielo formado en aguas frías, que no ofrece mucha resistencia, ya que los vientos, las mareas y las corrientes tratan de alejar el iceberg masivo de la plataforma de hielo de Larsen C. En unas pocas semanas de observaciones, los científicos han visto ensancharse el paso entre el iceberg principal y el frente del estante.

Esta lenta ampliación se produce después de que un movimiento inicial de ida y vuelta en julio que rompió el iceberg principal en dos piezas grandes, llamadas A-68A y A-68B. Las colisiones también produjeron un puñado de piezas demasiado pequeñas para ser nombradas.

Un iceberg sin nombre, mostrado en detalle en la otra imagen, ha estado derivando hacia el norte en el pasaje desde que se produjo la ruptura. Los bordes de esta pieza de hielo aparecen mucho más agudos que los bordes de la plataforma o del mismo A-68A. Esos bordes ya han sido redondeados por la nieve y la gravedad, pero la pieza más pequeña ha sido golpeada y remodelada por recientes colisiones, lo que se aprecia en sus bordes muy definidos.

ncl/ktg/msm/rba

Commentarios