• Este tejido espacial metálico se creó utilizando a impresoras 3D con cada lado que añaden funcionalidad diferente a cada lado del material.

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) está elaborando tejidos de metal avanzados para su uso en el espacio.

El Laboratorio de Propulsión a Reacción (JPL, por sus siglas en inglés) de la NASA está encargado de elaborar este material y lo hace gracias a impresoras 3D.

Este “tejido espacial”, como lo califica la propia NASA, podría ser útil para antenas grandes y otros dispositivos desplegables, porque el material es plegable y puede cambiar rápidamente su forma.

Según señala la entidad estadounidense, la tela también podría ser utilizada para trajes espaciales de astronautas, para proteger una nave espacial de meteoritos o para capturar objetos en la superficie de otro planeta.

Además, los diseñadores del tejido han indicado que para la producción de dichos tejidos es necesario usar una técnica denominada fabricación de aditivos, también conocida como impresión tridimensional a escala industrial.

A diferencia de las técnicas de fabricación tradicionales, la fabricación aditiva deposita el material en capas para construir el objeto deseado, lo que “reduce el coste y aumenta la capacidad de crear materiales únicos”, subraya la NASA.

Funciones del “tejido espacial”

Los tejidos, que “unen la moda y la ingeniería”, tienen cuatro funciones fundamentales: reflectividad, gestión del calor pasivo, plegabilidad y resistencia a la fuerza de tracción.

Un lado de la tela avanzada refleja la luz, mientras que el otro la absorbe, actuando como un medio de control térmico.

Se puede plegar de muchas maneras el material, que se adopta a diversas formas sin dejar de ser capaz de contener una fuerza.

Asimismo, las ambiciones del equipo del JPL no se limitan solo a probar estos tejidos en el espacio algún día, ya que también aspira a fabricarlos allí.

zss/ncl/hnb

Publicada: viernes, 21 de abril de 2017 9:55
Commentarios