• Huelga en Brasil con gritos de ‘Fuera Temer’, piquetes y choques
Publicada: viernes, 30 de junio de 2017 16:52
Actualizada: sábado, 1 de julio de 2017 1:40

Con gritos de ‘Fuera Temer’, bloqueos de calles y represión policial ha comenzado en Brasil la segunda huelga general contra el presidente Michel Temer.

Centenares de personas han bloqueado este viernes las principales carreteras de Brasil y el acceso a las mayores ciudades del país en la segunda huelga general en apenas dos meses, convocada por las centrales sindicales que rechazan las medidas de austeridad impulsadas por Temer; en concreto, la reforma laboral y la modificación del sistema de pensiones y jubilaciones.

Según han informado las respectivas policías militarizadas, ha habido protestas desde primera hora de este viernes en ciudades como la capital, Brasilia, São Paulo, Río de Janeiro, Salvador, Belo Horizonte, Curitiba, Porto Alegre, Natal y Goiania, entre otras.

Uno de los blancos de la protesta ha sido el aeropuerto internacional de Congonhas, en São Paulo (la mayor ciudad del país), cuya vía de acceso ha sido bloqueada por los manifestantes, que ingresaron en la estación aérea al grito de 'Fuera Temer'. Hay bloqueados además varios puntos de acceso a São Paulo.

Según los reportes, la protesta se ha hecho violenta en el centro de la ciudad, mientras la policía disparaba bombas de ruido y gases a un grupo de manifestantes que cerraban una calle en esa zona.

 

Mientras tanto, en Brasilia y otras ciudades se ha producido una paralización total del transporte; en Río de Janeiro, barricadas en diversos puntos de la ciudad han provocado decenas de kilómetros de embotellamientos y han bloqueado el acceso a su aeropuerto internacional. También en Río, se ha bloqueado la autopista Linha Vermelha, donde la policía ha intervenido brutalmente, hiriendo gravemente a dos manifestantes.

En otras capitales, como Vitória (del estado suroriental de Espirito Santo), Florianópolis (Santa Catarina, en el sur) se han registrado también enfrentamientos entre manifestantes y las fuerzas policiales, que en ambas ciudades han usado bombas de gases lacrimógenos para deshacer los bloqueos en importantes vías de acceso.

El Gobierno alega que la polémica reforma laboral propuesta por Temer abre la puerta a una flexibilización del mercado de trabajo, pero las centrales sindicales consideran el proyecto de ley una precarización del mercado laboral que daña a los trabajadores.

Algunos sindicatos reclaman por todo ello la renuncia del presidente brasileño, que esta semana ha sido denunciado por la Fiscalía del país por un delito de corrupción pasiva, después de que lo acusaran de recibir millones de dólares en sobornos, poniendo así al presidente al borde de un juicio político. Esa denuncia ya está en manos de los diputados.

tmv/mla/snr/nal

Commentarios