• Fuerzas del Ejército yemení lanzan misiles contra posiciones del grupo terrorista Al-Qaeda en la provincia sureña de Abyan
Publicada: sábado, 18 de julio de 2015 16:41

En respuesta a la incesante ofensiva, las fuerzas yemeníes lanzan varios ataques con misiles contra la región sureña del territorio saudí, causando la muerte de un soldado.

Según el informe del viernes del Ministerio del Interior de Arabia Saudí, los ataques yemeníes contra una patrulla en la región de Jizan, suroeste, se cobraron la vida de un soldado, mientras que otros siete resultaron heridos.

Asimismo, las fuerzas populares y del Ejército yemení lanzaron el viernes 12 misiles de tipo Grad contra la base militar de Al-Malhama en Jizan, y hasta el momento, se desconocen posibles bajas que podría haber provocado.

De igual manera, los ataques con misiles impactaron otras dos bases militares en la región de Najran, sur de Arabia Saudí.

Estos actos yemeníes se producen en respuesta a la agresión lanzada el viernes por el régimen de Riad contra diferentes partes del territorio yemení, ignorando las fiestas del día del Eid al-Fitr (que marca el final del mes sagrado de Ramadán).

Columnas de humo provocadas por un ataque aéreo saudí contra un depósito de armas en el aeropuerto militar de la capitalina ciudad de Saná.

 

En la jornada de este sábado, Arabia Saudí ha lanzado un ataque contra edificios gubernamentales y una estación de gas en la ciudad de Mustaba en la provincia noroccidental de Hayya y causaron su destrucción total.

Conforme a fuentes yemeníes, como consecuencia de estos incesantes bombardeos saudíes, una gran parte de las infraestructuras sanitarias del país, incluidos hospitales y clínicas, han sido totalmente destruidas, mientras los heridos y enfermos se encuentran en estado crítico.

El 26 de marzo, Arabia Saudí comenzó una ofensiva aérea contra Yemen sin el aval de las Naciones Unidas, pero con luz verde de EE.UU., en un intento por restaurar en el poder al expresidente fugitivo Abdu Rabu Mansur Hadi, un fiel aliado de Riad.

Pese a los más de 110 días de bombardeos, estos ataques no han logrado detener a las fuerzas del Ejército yemení y los combatientes de Ansarolá.

Las Naciones Unidas declararon el pasado primero de julio el máximo nivel de emergencia humanitaria en Yemen, donde al menos 2800 personas han muerto como consecuencia de la escalada de los enfrentamientos tras la agresión saudí.

El pasado 16 de julio, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef, en inglés), indicó que “de los 25 millones de ciudadanos yemeníes, al menos 21 millones necesitan apoyo urgente, como agua potable, comida y medicamentos, para sobrevivir”.

tas/ybm/rba

Comentarios