• El activista saudí Raef Badawi, que se le infligieron 50 latigazos por apostasía
Publicada: miércoles, 6 de mayo de 2015 5:15

Amnistía Internacional (AI) tildó el martes de “horrible” la situación de los derechos humanos en Arabia Saudí y denunció que la llegada al poder del rey Salman bin Abdulaziz Al Saud no ha presentado mejores perspectivas al respecto.

Cerca de 100 días después de que el rey Salman ha accedido al trono, las medidas adoptadas respecto a los derechos humanos no son muy prometedoras

"Cerca de 100 días después de que el rey Salman ha accedido al trono, las medidas adoptadas respecto a los derechos humanos no son muy prometedoras", deploró Philip Luter, director para Oriente Medio y el Norte de África de AI, citado por la página Web Sicnoticias.

Luter lamentó que el monarca saudí, en lugar de adoptar medidas para mejorar la situación de los derechos humanos, haya optado por una “represión permanente” contra sus detractores.

Los primeros meses de su reinado estuvieron marcados por ejecuciones sin precedentes (…) La organización (AI) ha presentado una serie de recomendaciones al nuevo rey y ha pedido la liberación de decenas de defensores de los derechos humanos, disidentes y activistas, pero no ha recibido respuesta”, precisó.

Los primeros meses de su reinado estuvieron marcados por ejecuciones sin precedentes (…) La organización (AI) ha presentado una serie de recomendaciones al nuevo rey y ha pedido la liberación de decenas de defensores de los derechos humanos, disidentes y activistas, pero no ha recibido respuesta

La publicación del informe de AI coincide con una visita del presidente francés, François Hollande, a Arabia Saudí para asistir a una cumbre del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG, integrado por países árabes ribereños del Golfo Pérsico).

El presidente francés, François Hollande (izquierda), y el rey saudí, Salman bin Abdelaziz Al Saud (derecha), tras una reunión en Riad, capital saudí

 

En esta línea, la organización pro derechos humanos Reporteros Sin Frontera (RSF) pidió a Hollande que llame a las autoridades saudíes a liberar a los activistas políticos y los opositores, entre ellos, Raef Badawi.

Badawi fue detenido en 2012 por artículos en los que criticaba a las autoridades religiosas del país árabe, y fue llevado ante los tribunales por varios cargos, incluido el de apostasía. En 2013, se le condenó a siete años de prisión y 600 latigazos. Se le infligieron los primeros 50 el 9 de enero de 2015.

RSF consideró “increíble” que el Gobierno galo mantenga silencio sobre la condena "bárbara" contra Badawi, que en cualquier momento puede ser juzgado de nuevo por el cargo de apostasía y condenado a muerte.

Varios países y organizaciones pro derechos humanos, incluido el Observatorio de los Derechos Humanos (HRW, por sus siglas en inglés) han pedido la liberación de Badawi y han criticado las medidas represivas de Al Saud contra los opositores.

kaa/ktg/hnb

Comentarios