• Miembro del grupo terrorista Ahrar al-Sham tirotea hacia un hipotético objetivo en un video propagandístico filmado en un lugar desconocido en Siria.
Publicada: lunes, 10 de octubre de 2016 18:41
Actualizada: lunes, 10 de octubre de 2016 19:09

Arabia Saudí, con el apoyo de terroristas atrincherados en Siria, busca dar un impulso a su incesante pero fracasada agresión a Yemen, revela un informe.

Atrapado en una contienda bélica que se prolonga más de lo que pensaba contra su vecino sureño, Arabia Saudí trasladará entre 3 y 4 mil terroristas que operan en el sur de Siria hacia las zonas fronterizas con Yemen, escribe el diario libanés Al-Ajbar en su edición de este lunes.

El rotativo, que dice contar con información fiable sobre el tema, señala que “los numerosos fracasos” en sus choques con el Ejército y el movimiento popular Ansarolá de Yemen, han inducido a las autoridades de Riad a adoptar esta medida “a la espera de cambiar el resultado de la agresión”.

La Inteligencia saudí, en coordinación con Jordania, se ha encargado de elegir y entrenar a los extremistas que recibirán las debidas instrucciones en dos bases de la Guardia Nacional de Arabia Saudí en el noreste del país”, escribe el diario libanés Al-Ajbar.

En marzo de 2015, Arabia Saudí lanzó una ofensiva militar contra Yemen, prescindiendo del permiso de las Naciones Unidas, en un intento por restaurar en el poder al expresidente fugitivo yemení Abdu Rabu Mansur Hadi, un estrecho aliado de Riad.

 

La campaña militar saudí, sin embargo, desde el principio ha chocado con la respuesta y la resistencia de las fuerzas yemeníes que llevan a cabo operaciones especiales más allá de sus fronteras y dentro del territorio saudí.

De esta manera, Riad se siente preocupado por el futuro de más de un año de ataques militares a las infraestructuras del empobrecido país vecino que ejecuta a través de una coalición aérea que lidera y con la ayuda de los mercenarios.

“La Inteligencia saudí, en coordinación con Jordania, se ha encargado de elegir y entrenar a los extremistas que recibirán las debidas instrucciones en dos centros de la Guardia Nacional de Arabia Saudí en el noreste del país”, según detalla la referida fuente libanesa.

Esta noticia sale a la luz dos días después de que aviones de la coalición saudí atacaran un funeral en Saná (capital yemení) dejando al menos 700 víctimas, entre muertos y heridos. Una “tremenda catástrofe” —así lo describió Ansarolá—.

mpv/ncl/ask/nal

Commentarios