• El ministro alemán de Exteriores, Sigmar Gabriel, asiste a una rueda de prensa en Berlín, 9 de octubre de 2017.
Publicada: viernes, 13 de octubre de 2017 7:37
Actualizada: viernes, 13 de octubre de 2017 9:14

Alemania advierte de que la hostilidad de EE.UU. al acuerdo nuclear iraní está alejando a los aliados europeos de Washington y los empuja hacia Rusia y China.

A pesar de las innumerables advertencias de los líderes mundiales e incluso de su propia administración, se da casi por hecho que antes del 15 de octubre, cuando el presidente estadounidense, Donald Trump, revele una nueva estrategia para enfrentar a Irán, no certifique el cumplimiento del país persa con el acuerdo nuclear sellado en 2015 por Teherán y el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania).

La Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), órgano supervisor del pacto, ha certificado en ocho ocasiones que Irán ha cumplido a rajatabla sus obligaciones estipuladas en virtud del convenio. Trump, sin embargo, acusa a Irán de violar “el espíritu” del acuerdo, sin presentar pruebas.

Tenemos que decir a los estadounidenses que su comportamiento en la cuestión de Irán llevará a los europeos hacia una posición común con Rusia y China contra los EE.UU.”, advirtió el ministro de Exteriores alemán, Sigmar Gabriel.

 

“Es imprescindible que Europa se mantenga unida ante este tema”, dijo el jueves el ministro de Exteriores alemán, Sigmar Gabriel, al grupo mediático germano RND. “También tenemos que decir a los estadounidenses que su comportamiento en la cuestión de Irán llevará a los europeos hacia una posición común con Rusia y China contra los EE.UU.”, advirtió.

El máximo diplomático germano alertó que la posible salida de Washington del pacto con Irán podría tener un profundo impacto en el panorama internacional, en particular, socavaría la estabilidad de Oriente Medio.

Tal movimiento, según Gabriel, podría emitir señales devastadoras para el desarme nuclear. “Algunos Estados podrían ver el fracaso del acuerdo con Irán como una señal para equiparse con armas nucleares lo antes posible”, señaló el ministro sin descartar la posibilidad de que surja una nueva guerra en la región en tal circunstancia.

Las autoridades persas, a su vez, han prometido tomar “medidas apropiadas” si EE.UU. se retira del pacto, además de advertir de que tal paso perjudicará sobre todo los intereses de Washington en el mundo.

ftm/ncl/mkh

Commentarios