• Policía alemana vigila el lugar del atentado, 22 de julio de 2016.

Se han escuchado este viernes disparos en un centro de compras en la ciudad alemana de Múnich, ubicada en el estado federado de Baviera.

El ataque ha tenido lugar poco antes de las 16H00 (GMT) en la terraza del restaurante de comida rápida McDonald's cercano al centro comercial Olympia de la ciudad sureña de Múnich, y ha dejado al menos nueve muertos y 16 heridos, ha informado el jefe de policía local Hubertus Andrä.

"El autor es un germano-iraní de 18 años de Múnich" que no era conocido por los servicios de policía y vivía desde hace "mucho tiempo" en la capital bávara, ha explicado Andrä, para luego agregar que el joven también se suicidó.

Está justificado hablar de atentado terrorista, atendiendo a los acontecimientos de los últimos días", ha sentenciado un portavoz de la policía muniquesa.

Los motivos del asalto todavía no están claros. El autor gritó algo en el momento de pasar al acto, pero la investigación aún no ha permitido saber qué exactamente, según el jefe de policía.

Una patrulla policial, ha proseguido Andrä, hirió al atacante con un arma de fuego, pero el joven escapó del lugar. Su cadáver fue descubierto más tarde, a las 18H30 GMT, por agentes policiales que confirmaron que se había suicidado.

Por su parte, el portavoz de la policía muniquesa ha trasladado sospechas de que se trate de un "atentado terrorista", basándose en los testimonios de varios testigos.

"Está justificado hablar de atentado terrorista, atendiendo a los acontecimientos de los últimos días", ha sentenciado.

Civiles huyen del centro comercial en Múnich, donde se registró disparos, 22 de julio de 2016.

 

Además, la policía de la ciudad bávara ha informado de un "final de la alerta" declarada al producirse el tiroteo, aunque ha llamado a mantenerse "prudente".

De este modo, los transportes en común han vuelto a funcionar en la noche del viernes al sábado. La estación central de trenes de Múnich, que había sido evacuada, ha reabierto, y los trenes que habían quedado bloqueados circulan de nuevo.

Este ataque se lleva a cabo días después de que Joachim Herrmann, un adolescente afgano de 17 años, atacara el lunes con un hacha a los pasajeros de un tren regional que cubría el trayecto entre las ciudaddes de Treuchtlingen y Wurzburgo, en el estado de Baviera (sureste de Alemania).

Un día después, la policía alemana encontró una bandera del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en el cuarto del adolescente autor del ataque.

mkh/ask/ctl/hnb

fdd/mla/rba

Publicada: viernes, 22 de julio de 2016 16:48
Actualizada: sábado, 23 de julio de 2016 2:29
Commentarios