• Las fuerzas estadounidenses en Afganistán.
Publicada: sábado, 11 de julio de 2015 10:08

Terroristas del EIIL habían planeado atacar a las fuerzas de la coalición occidental, liderada por EE.UU., en Afganistán, país devastado por la guerra.

El portavoz del Pentágono, el capitán de la Armada estadounidense Jeff Davis, tras confirmar el viernes esta información, explicó que los ataques aéreos lanzados el lunes y martes pasados contra posiciones del grupo takfirí EIIL (Daesh, en árabe) tenían como objetivo desmantelar el plan terrorista.

Los asaltos apuntaban a elementos que estaban detrás de un plan para atacar a militares de Estados Unidos y de la coalición”, afirmó el capitán de la Armada estadounidense Jeff Davis

Los asaltos apuntaban a elementos que estaban detrás de un plan para atacar a militares de Estados Unidos y de la coalición”, afirmó el militar norteamericano.

Sin especificar los detalles de la supuesta amenaza, el vocero se limitó a expresar que la operación fue llevada a cabo con mucha precisión y mediante aviones no tripulados (drones).

Ataque de un drone estadounidense en Afganistán

 

“No tenemos ninguna evaluación de los daños causados pero podemos confirmar la muerte de algunos individuos específicos”, agregó.

Según los medios afganos, los ataques de aviones no tripulados provocaron la muerte de decenas de miembros de Talibán y Daesh en la ciudad de Achin, ubicada en la provincia de Nangarhar.

Funcionarios de Inteligencia del Afganistán reconocieron que el número dos del grupo takfirí EIIL en Afganistán, identificado como Gol Zaman, y el portavoz del grupo armado paquistaní Tahrik Talibán Paquistán (TTP), Shahidolá Shahid, se encuentran entre los abatidos.

Militares de EE.UU. durante una operación en Afganistán.

 

En 2001, Estados Unidos invadió el país asiático, con el pretexto de combatir a los talibanes, pero, no solo no ha logrado su objetivo, sino que ha causado la muerte de un número considerable de civiles.

Según las cifras de la Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA, por sus en inglés) esta guerra, entre 2001 y 2014, acabó con la vida de unos 100 mil afganos y paquistaníes.

Washington mantendrá 9800 soldados en este país hasta finales de 2015, mientras que el presidente estadounidense, Barack Obama, había planificado reducir este número a 5000 para finales de año y retirarlos, completamente, al término de 2016. 

msm/ncl/msf

Comentarios