• Frontera sur, puerta de migrantes

En la frontera sur de México, específicamente en el estado de Chiapas, cientos de migrantes centroamericanos cruzan de manera indocumentada caminando o nadando por el río Suchiate dependiendo de la capacidad que tenga el río en esa zona.

El precio del pase para abordar a la cámaras que cruzan a propios y extraños por el río Suchiate es mínimo, el equivalente a 50 pesos mexicanos o 2.5 dólares estadounidenses, comparado con la enorme ilegalidad que impera en la línea fronteriza entre México y Guatemala.

En el límite con Guatemala, diariamente cientos de personas trafican con mercancías de todo tipo: desde utensilios del hogar, productos de la canasta básica, verduras y alimentos, hasta combustible, animales de corral y piezas automotrices.

Es un espectáculo observar a los hombres que luchan contra la agresividad de las corrientes de agua tirando sus improvisadas embarcaciones, alrededor de 250 en total, observados con el beneplácito y la indiferencia de las autoridades.

Guatemaltecos y mexicanos han formado hordas para el tráfico, sin embargo, ese no es el mayor de los problemas, pues a oscuras o a la vista de autoridades migratorias y aduanales, el tráfico de humanos, la trata de personas, además de drogas, es el pan de cada día.

 

lunes, 27 de mayo de 2019 22:09
Comentarios