• Musulmanes nigerianos siguen buscando justicia
jueves, 12 de diciembre de 2019 5:47

Diciembre de 2015, en la masacre de los musulmanes chiíes en Zaria (noroeste) muchos de los miembros del Movimiento Islámico de Nigeria fueron caídos y heridos.

El prominente clérigo Ibrahim al-Zakzaky, el líder del Movimiento Islámico de Nigeria (IMN, por sus siglas en inglés), ha permanecido bajo custodia durante aproximadamente tres años, a pesar de la decisión de un Tribunal Superior Federal de Abuya (capital de Nigeria) que dictaminó que los derechos humanos fundamentales del sheij Al-Zakzaky habían sido violados.

El prominente clérigo musulmán Ibrahim al-Zakzaky perdió un ojo durante el ataque y está perdiendo el otro. En un giro inesperado, el gobierno del estado de Kaduna (norte de Nigeria) ha procesado al líder musulmán en un Tribunal Superior de Kaduna.

El sheij Al-Zakzaky está acusado de reunión ilegal, conspiración criminal y homicidio, punible con la muerte. El IMN cree firmemente que detrás del ataque de Zaria en 2015 y la subsiguiente persecución de la comunidad chií, que ha continuado hasta ahora, hay una conspiración internacional.

Cualesquiera que sean las razones detrás del ataque de Zaria en 2015, algunos expertos creen que los enemigos globales del Islam sonríen con satisfacción por el resultado de los eventos relacionados con el IMN. Según los expertos, estos ataques y represiones no son buenos para la unidad global de los musulmanes.

mhn/ncl/hnb

Comentarios