• El Frasco, medios sin cura: Miente, miente… que luego atacarás
domingo, 23 de junio de 2019 0:15

Los que aseguraron que “España hundió al USS Maine” para justificar la guerra de Cuba, o que “Vietnam del Norte atacó barcos estadounidenses”, o que “Irak tenía armas de destrucción masiva”, o que “el Gobierno sirio usó armas químicas contra su pueblo”, o que “Maduro quemó la ayuda humanitaria”… Ahora, juran que “Irán atacó petroleros en el golfo de Omán”.

Todas estas mentiras y pretextos que cientos de medios repitieron al pie de la letra para justificar ataques, guerras e invasiones, tarde o temprano, han quedado evidenciadas, dejando a quienes las emiten como el personaje de ficción “Pinocchio”, sólo que en una versión mucho más siniestra y peligrosa.

¿Cómo es posible que en plena era de la tecnología, EE.UU. aporte supuestas “pruebas” de la presunta responsabilidad de Irán en lo que ocurrió con los petroleros, con calidad más pobre que las primeras películas mudas?

Por otro lado, Twitter eliminó miles de cuentas vinculadas supuestamente a Venezuela, Irán y Rusia. Aduce que son cuentas utilizadas “maliciosamente”.
Ahora, ¿tomó la misma medida cuando salió a la luz que cientos de cuentas falsas operaban en las redes a favor del primer ministro del régimen israelí, Benjamín Netanyahu?

Y a propósito de Netanyahu, el diario estadounidense The New York Times decidió cancelar las caricaturas políticas a partir de una viñeta que ridiculizaba al presidente de EE.UU., Donald Trump, y al premier del régimen israelí. ¿Y la libertad de expresión?

Mientras tanto, el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva sigue preso a pesar de que el medio The Intercept expuso las maniobras de la justicia para apresarlo y evitar su candidatura.

Quien sí “encontró” candidato a vicepresidente fue Mauricio Macri. Pero… ¿fue el presidente argentino quien tomó la decisión o ésta vino de “más arriba”?

Además, el gigantesco corte de luz que afectó a Argentina y países limítrofes, mientras, en plena crisis, las distribuidoras de energía eléctrica están ganando millones de dólares a partir de los aumentos de tarifas.

Analizamos la cuestión de la niñez en Palestina junto a Fernando Romanazzo, codirector de la película “¡Yallah! ¡Yallah! Fútbol, Pasión y Lucha” para la cual viajó a los territorios ocupados.

Los medios dominantes tal vez no tengan cura, pero al menos dudemos de aquellas “píldoras” que pretenden que traguemos.

xsh/ncl/rba

Comentarios