• Detrás de la Razón: Nuevo gabinete israelí
martes, 15 de junio de 2021 21:26

Se había aferrado al poder durante 12 años, sorteando los intentos de destitución y enjuiciamiento por corrupción, ha sido hasta ahora el primer ministro del régimen israelí con más tiempo en el cargo.

Llevaba dos años y cuatro veces intentando formar gobierno. Cuatro procesos electorales que no le daban la esperada mayoría necesaria.

Me refiero a Benjamín Netanyahu, quien en esta ocasión no pudo con la unión de un inusitado grupo de rivales políticos, integrado por ultranacionalistas hasta árabes islamistas, quienes se unieron para acabar con la era del ahora ex premier. Algo que ha llamado la atención de buena parte de la prensa, la alianza de unos ocho partidos de ideologías y tendencias variadas, que aunque han logrado dar un stop a más de una década del llamado “rey Bibi”, tampoco son tan fuertes e integrados en el parlamento como para que el sucesor respire muy tranquilo en el desarrollo del cargo.

Pero una vez que Netanyahu ha perdido su empleo. ¿Qué viene de aquí en cuanto a las políticas adoptadas por Israel? y ¿quién le sustituye?; dos de las interrogantes más sonadas en los medios de comunicación.

La respuesta parece no ser muy alentadora. Empezando porque Naftali Bennett, la nueva cara al frente del régimen fue un aliado e incluso protegido de Netanyahu. De hecho, de los miembros de la coalición, es el que ideológicamente está más cerca de Netanyahu. Tanto que llegó a ser su ministro de Defensa.

Para que se hagan una idea, Bennett llegó hasta autodenominarse como más derechista que el propio Netanyahu, y es un defensor de la idea de que Israel construya asentamientos en la ocupada Cisjordania. En 2018 dijo que “No le daría ni un centímetro más a los árabes”, según el Times of Israel, reseñado por la BBC.

Y aunque solo obtuvo siete escaños en el Parlamento, el partido de Bennett ha sido clave para la conformación del nuevo gobierno, a entenderse como muy dispar. Incluso el ultraderechista estará al frente hasta el 2023, y luego será el turno para Yair Lapid, de perfil más centrista, al que se le encomendó formar una coalición de gobierno, y quien mientras espera para tomar las riendas como premier, trabajará como ministro de relaciones exteriores.

Lo cierto es que aunque israelíes recibieron la noticia de la salida de Netanyahu con alegría, tras meses de protestas en su contra, desde el lado de la resistencia palestina no ven con buenas expectativas el cambio, y en la medida en que esperan el accionar del mismo, seguirán sosteniendo su resistencia y considerándole como el régimen ocupante.

En esta edición de Detrás de la Razón por HispanTV, analizamos junto a nuestros expertos en la materia, el porvenir en la región y de los palestinos tras el cambio de cara en el régimen israelí y cómo incluso se podría ir moviendo la balanza internamente desde Tel Aviv.

Por Danny Pérez Díaz

IG: @Dannyperezdiaztv

mrz/ncl/mrg

Comentarios