• Detrás de la Razón: EEUU señala, Nicaragua responde
jueves, 16 de septiembre de 2021 20:42

Otro país de Latinoamérica está a punto de llevar elecciones generales. Se trata de Nicaragua, nación gobernada por una dirigencia que ha seguido los valores y lineamientos de la Revolución Sandinista.

¿Es casualidad que desde Washington se intensifique la presión contra el país centroamericano a través de sanciones y el verbo en este momento?

No es nada nuevo la posición que se observa desde la Casa Blanca contra un país que cuestiona el modelo neoliberal desde hace muchos años. Ya ha pasado con Cuba, Venezuela, Bolivia, entre otros.

Para el Departamento de Estado estadounidense, las elecciones de noviembre en Nicaragua han “perdido toda credibilidad” debido a lo que consideran las maniobras “autocráticas” del presidente Daniel Ortega para apartar de los comicios a los principales opositores.

Desde Managua el mandatario nicaragüense ha respondido, exigiendo respeto una vez más y no injerencia.

El contexto se profundiza, ante las dificultades económicas y sociales del país, y las más recientes medidas desde instituciones estales en torno a la participación y ambiente pre electoral.

Pero, es que este versus de Estados Unidos contra Nicaragua no es nuevo. Hay que recordar que el presidente Ortega fue un antiguo guerrillero de izquierda, que además gobernó a la nación entre 1979 y 1990, justo cuando Washington apoyó la contrarrevolución al movimiento sandinista.

Además, Nicaragua se encuentra en el centro de Centroamérica, y precede viniendo desde el sur, al llamado Triángulo Norte, integrado por Guatemala, Honduras y El Salvador, un eje que tiene acuerdos comerciales con EE.UU. y Colombia, una integración económica pero también un corredor por el que pasan las drogas hacia la potencia norteamericana.

El presidente Ortega se presenta a un cuarto mandato consecutivo con su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, como compañera de fórmula. Una búsqueda de reelección que la ley permite.

Mientras los adversarios políticos acusan al gobierno de intentar impedir que cualquier oposición significativa se presente a las elecciones.

En todo caso, es el país centroamericano es el que debería buscar la forma de entendimiento entre las contrapartes y la resolución de sus propios conflictos internos a juicio de muchos.

En esta edición de Detrás de la Razón por HispanTV, analizamos que hay detrás de esas presiones intensificadas de EE.UU. hacia Nicaragua. Acompáñenos.

Por Danny Pérez Díaz

rtk/ncl/mkh

Comentarios