• Detrás de la Razón: EEUU y Colombia ¿promotores de democracias?
miércoles, 28 de julio de 2021 20:50

La situación actual en Colombia se caracteriza por la presencia de un grave conflicto armado interno, múltiples formas de violencia, el narcotráfico y la existencia de una nación con altos índices de pobreza y desigualdad cada vez mayor. No en vano hemos visto en los últimos meses la cantidad de ciudadanos colombianos en las calles exigiendo sus derechos, y la represión a esas voces.

Pero aún así, Colombia se presenta como abanderado de la democracia en América Latina, con el respaldo de Estados Unidos, y pide incluso a Washington, que designe a su vecina Venezuela como promotora del terrorismo.

De hecho el secretario de Estado estadounidense Antony Blinken, y la canciller de Colombia, Mara Lucía Ramírez, sostuvieron una conversación en la que han reiterado su intención de promover la democracia en el continente, especialmente en Haití, Nicaragua, Venezuela y Cuba.

No es un secreto que Estados Unidos tiene cerca de 800 bases militares a lo largo del mundo, y de ellas más de 76 están en América Latina. Entre las más conocidas resaltan: 12 en Panamá, 12 en Puerto Rico, 9 en Colombia y 8 en Perú, concentrándose la mayor cantidad en Centroamérica y el Caribe.

¿Pero qué relevancia tiene esta información en este contexto?

Quizás mucho sentido, si nos remitimos a que en el año 2018, el Comando Sur norteamericano publicó una información sobre su estrategia para la región latinoamericana durante los próximos 10 años.

Dicha información reveló los principales "peligros" o "amenazas" identificadas según EEUU y el modo de enfrentarlas. El informe mencionó a Cuba, Venezuela, y Bolivia, la lucha contra el narcotráfico, redes ilícitas regionales y transnacionales, la mayor presencia de China, Rusia e Irán en América Latina y el Caribe, el auxilio ante desastres naturales, y el papel asignado a las fuerzas de seguridad de cada país en diferentes rubros vinculados a la seguridad interna, regional e internacional.

Colombia definitivamente si es un actor clave en la región, y más si se echa un vistazo a su reciente relación con la OTAN. Colombia invirtió en el 2017 el 3,1 % de su PIB en gasto militar, equivalentes a 9.713 millones de dólares. La inversión de este país es la segunda más alta de la región sudamericana, según el total de su gasto militar, solo por debajo de Brasil.

Enlazando estos datos y el papel que desde la nación neogranadina se ha ido tomando en los últimos tiempos, siempre con el respaldo de la Casa Blanca, parece encajar el que sea precisamente desde allí, que se vayan lanzando día a día los mensajes contra Venezuela y en general contra lo que no sea un sistema neoliberal o aliado de EEUU en la zona.

En esta edición de Detrás de la Razón por Hispantv, analizamos junto a nuestros expertos en la materia este contexto que caldea las tensiones en América Latina.

Por Danny Pérez Díaz

IG: @Dannyperezdiaztv

mag/rba

Comentarios