• Detrás de la Razón: La bota estadounidense de Afganistán a Yemen
jueves, 15 de julio de 2021 20:28

Afganistán, 20 años con la presencia de tropas estadounidenses, en una guerra y ocupación que inició tras los atentados del 11-S y que no supuso en lo absoluto una mayor seguridad o estabilidad para el país asiático.

El presidente de EE.UU., Joe Biden, anunció un plan de repliegue de todas la fuerzas norteamericanas allí, y según, el último soldado saldría de ese país antes del 1 de septiembre.

Yemen, recién entró en su séptimo año de guerra, con cerca de 250 000 víctimas mortales. Una guerra lanzada en coalición por Arabia Saudí. Con una situación humanitaria catastrófica.

Según la ONU se estima que el 80 % de la población yemení necesita ayuda. Mientras las fuerzas del país y la resistencia popular de Ansarolá han ido asestando duros golpes a la ofensiva saudí.

En días recientes, la Agencia de Prensa Yemen informó que tropas de EE.UU. que salieron de Afganistán, llegaron al aeropuerto internacional de Adén al sur de Yemen y de ahí se dirigieron hacia el norte, instalándose después en la base aérea de Al-Anad.

Recordemos que Washington ya había admitido que sus fuerzas tienen presencia en Yemen, bajo la justificación de la lucha contra el terrorismo de Al-Qaeda y Daesh.

Ahora llama la atención que el traslado de las fuerzas estadounidenses a la base aérea yemení haya coincidido con la derrota de los grupos terroristas takfiríes Al-Qaeda y Daesh en una importante operación en la provincia de Al-Bayda, en el centro de Yemen.

Si además se toma en cuenta los duros golpes que han venido asestando la resistencia yemení y las fuerzas del país al agresor saudí, en el campo de batalla, vale la pena preguntarse:

¿Estará sustituyendo EE.UU. a Al-Qaeda y Daesh en Yemen?

Desde hace algún tiempo informes del propio gobierno yemení revelaban nexos de Washington con Al-Qaeda, y según contaba con dichos grupos terroristas para ayudarle a presionar a la resistencia yemení.

Por si fuera poco, la asesora del presidente de EE.UU. para seguridad interna, Elizabeth Sherwood-Randall, acaba de declarar que su país proseguirá las negociaciones sobre el logro de la paz en Afganistán con esfuerzos políticos y se dedicará a “fortalecer la base internacional y regional de apoyo al futuro desarrollo de esta nación”.

Algo que deja la interrogante abierta, sobre si realmente la potencia norteamericana está dispuesta a dejar su bota de Afganistán y la región de Asia Occidental.

En esta edición de Detrás de la Razón por HispanTV, analizamos junto nuestros expertos en la materia, todo lo que hay detrás de esta decisión de EE.UU. y sus hilos en el continente.

Por Danny Pérez Díaz

IG: @Dannyperezdiaztv

mag/ncl/mrg

Comentarios