• Detrás de la Razón: Decisiones trascendentales de Irán
jueves, 8 de julio de 2021 21:02

El hecho de que Irán haya anunciado a la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) que tiene la intención de producir uranio metal con una tasa de enriquecimiento del 20 % no es nada sorpresivo o nuevo.

El combustible de siliciuro de uranio es un tipo moderno de combustible nuclear cuya tecnología está disponible en unos pocos países.

Han sido meses en que la postura de la República Islámica se ha mantenido firme y ha sido cónsona ante el no cumplimiento de las partes firmantes del Acuerdo Nuclear de 2015, del limbo en el que aún parece estar el futuro del pacto, ante el no accionar de EE.UU. en su decisión sobre el retorno al acuerdo y el levantamiento de sanciones a la nación persa.

Han sido unas cinco etapas en las que Irán ha ido reduciendo sus compromisos nucleares, y lo ha hecho saber a la comunidad internacional, reiterando que estos pasos no violan el acuerdo nuclear firmado en 2015 y pidiendo a la contraparte que lleve a cabo sus obligaciones.

Ahora ¿a qué se debe el “temor” de algunos países en que Irán produzca uranio?

Hay que resaltar que el uso elemental y más importante del mencionado elemento químico, es en el campo de la energía nuclear, como combustible para los reactores nucleares que generan calor produciendo incluso el 17 % de la electricidad obtenida en el mundo.

Potencias occidentales como EE.UU., Alemania, Francia y Reino Unido condenan la medida. Y siempre han mostrado una “preocupación” de que Irán utilice este componente para fabricar una bomba atómica.

Aunque la AIEA por años ha inspeccionado las plantas nucleares iraníes, nunca ha podido comprobar que realmente el país persa desarrolle la energía nuclear con fines no pacíficos. Incluso aunque han dicho en un informe que la nación ha producido más de 2,4 kilogramos de uranio altamente enriquecido, concretamente casi al 60%, una pureza que está por encima del 4 % fijado como máximo en el acuerdo nuclear de 2015, aún resta mucho para el 90 por ciento necesario para elaborar una bomba atómica.

Aun así los titulares de prensa occidental, no dejan de crear la alarma de cuán Irán estaría cerca de la bomba nuclear.

Lo cierto es que Irán sigue rechazando estas "preocupaciones", argumentando que la medida solo tiene fines pacíficos y es solo para mejorar la producción de sus radiofármacos.

En esta edición de Detrás de la Razón por HispanTV, analizamos junto nuestros expertos en la materia, las reacciones y el significado de este nuevo paso de la República Islámica, sumado al futuro del acuerdo nuclear.

Por Danny Pérez Díaz

IG: @Dannyperezdiaztv

jpb/ncl/tqi

Comentarios