• Detrás de la Razón: Cuba: Cambio de era, mas no de objetivos
martes, 20 de abril de 2021 20:57

“Defenderé la Revolución con más fuerza que nunca”, sentenció Raúl Castro, al informar su cese de funciones como primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.

De esta manera, por primera vez en seis décadas, el Partido Comunista de Cuba no estará liderado por un Castro. Quien fuera también presidente de la isla caribeña, entre 2006 y 2018, lideraba el llamado PCC desde el año 2011 cuando sucedió a su hermano y líder de la revolución cubana, Fidel Castro.

El anuncio el pasado viernes, no fue de extrañar, de alguna manera era esperado. En este sentido hay que recordar que fue el mismo Raúl Castro quien en 2016 impulsó la reforma que estableció el límite de dos mandatos de cinco años para la dirigencia del partido. Fijando además la edad de 60 años como límite para ingresar al Comité Central, y 70 años para los cargos directivos del órgano.

Aun así, para muchos la medida fue catalogada como histórica. Entre analistas y medios de comunicación, no dejaron de comentar o avizorar una Cuba con cambios transcendentales en su política. Aunque tanto Castro como quien ocupará ahora su lugar —Miguel Díaz-Canel— el actual presidente del país, han dado a entender que la isla no se desviará hacia los preceptos del capitalismo, y que la continuidad del sistema y sus objetivos es la premisa.

Pero ¿Por qué genera tanto ruido el cambio de dirigencia en el PCC?

En primer orden, porque el PCC proviene de un proceso unificador en 1961 con la formación de las Organizaciones Revolucionarias Integradas en la isla, que constituyó el primer paso hacia la creación del instrumento político unitario de la revolución cubana.

Luego en 1965, quedó constituido el primer Comité Central del Partido por Fidel Castro.

Y en segundo lugar, según la Constitución de la República de Cuba de 1976, se definió el papel del Partido en la sociedad cubana, estableciéndolo como la fuerza dirigente superior de la sociedad y el estado, que organiza los esfuerzos comunes hacia los fines de la construcción del socialismo y el avance hacia una sociedad comunista.

He aquí la preponderancia del PCC, y lo que deduce la clave sobre la persona que lo conduzca. Sin embargo, y pese a que muchos llegaron a pensar en grandes transformaciones con el cambio generacional a lo interno, en el discurso de clausura del 8vo. Congreso del PCC, su nuevo primer secretario, el presidente Díaz-Canel, anunció que seguirá consultando con Castro las “decisiones estratégicas del futuro de la nación”. Ambos también dejaron claro en sus intervenciones que, pese al relevo, la prioridad es garantizar la continuidad del sistema socialista de partido único y economía centralizada.

Además, enfatizaron que seguirán aplicando las reformas económicas que Raúl Castro inició hace más de una década y que contemplan pequeñas aperturas a la iniciativa privada en sectores no estratégicos, manteniendo la directriz del Estado sobre la producción, el comercio, la educación, la salud y la comunicación.

Sin embargo, algunas voces contrarias, especulan sobre la probabilidad de que Díaz-Canel se vea obligado a tomar más medidas para liberalizar la economía de Cuba, ante la crisis económica que sostiene, y que para muchos es la peor desde el período posterior al final de la Guerra Fría.

Respecto a la política exterior, durante su intervención, Castro denunció la escalada hostil de Estados Unidos, insistiendo en la voluntad de su país de fomentar un diálogo, pero sin concesiones que comprometan su soberanía e independencia. Y aunque bajo su presidencia en 2014 se dio un histórico proceso de deshielo con Washington, estando la administración Obama, que se cortó bajo la era Trump, aún no parece haber una señal clara de que Joe Biden vaya a cambiar mucho su política hacia la isla y el férreo embargo que mantiene desde hace 60 años, de hecho, en recientes declaraciones, la Casa Blanca, se dijo que cambiar la política hacia la mayor de las Antillas no es prioridad en su agenda.

En esta edición de Detrás de la Razón pondremos el foco del debate junto a nuestros expertos en la materia, sobre el futuro de Cuba de aquí en más.

mrz/ncl/mrg

Comentarios