• Detrás de la Razón: Descontento social sin tregua en Colombia
miércoles, 30 de junio de 2021 21:59

Las protestas sociales y el descontento popular en Colombia, cada vez más parecen no ser una noticia nueva.

Solo un reflejo de la voz de una ciudadanía que sigue pidiendo un cambio de sistema, una ruptura al modelo imperante por las clases más altas del país, y justicia.

De esta manera, lo que empezó el 28 de abril de 2021 como una protesta contra un plan del Gobierno para subir impuestos a la clase media, se ha convertido en una movilización sin precedentes.

Dos meses han transcurrido ya, y las calles a nivel nacional se siguen colmando de manifestaciones, al mismo tiempo que se ha hecho presente la violencia y la mano dura del aparato policial estatal. Números de víctimas van y vienen, entre lo que se dice oficialmente y lo que presentan las organizaciones no gubernamentales.

Aunque desde el Gobierno de Iván Duque se han echado para atrás algunas reformas planteadas, no ha sido suficiente para calmar el descontento social y aún son muchas las demandas existentes, como una reforma a la Policía y un Estado más solidario para lidiar con los estragos económicos de la pandemia, que elevó la pobreza del 37 al 42 por ciento de la población.

Y aunque tal vez muchos aún se pregunten qué ha logrado el paro nacional en Colombia, pues ha dado pasos para posicionar la necesidad de avanzar en una reforma estructural dentro de la Policía Nacional.

Además se ha posibilitado sacar a la luz pública la masiva y sistemática violación de los derechos humanos por parte de la Fuerza Pública, y la exigencia para desmantelar el Escuadrón Movil Antidisturbios (Esmad).

En general, el pueblo de la nación neogranadina se ha mostrado contrario a las doctrinas impulsadas por el expresidente Álvaro Uribe, quien aún, cuando ya no está en la Casa de Nariño, de alguna manera sigue manteniendo una influencia en su hijo político, Iván Duque.

Aún son muchas las expectativas sobre en dónde va a desembocar este estallido. Lo cierto, por el momento, es que el Comité Nacional de Paro suspendió los diálogos y negociaciones con el Ejecutivo, ante los incumplimientos del llamado preacuerdo, sobre todo en lo concerniente al derecho a la protesta pacífica y la desmilitarización en todas las regiones colombianas.

Queda un largo camino por recorrer, pero, por ahora, lo más evidente es que la indignación y las ganas de millones de colombianos de los sectores más desfavorecidos no dan tregua.

En esta edición de Detrás de la Razón, por HispanTV, analizamos, junto a nuestros expertos en la materia, el panorama de Colombia, y lo que puede venir de aquí en adelante para su vida política y social.

Por Danny Pérez Díaz
IG: @Dannyperezdiaztv

xsh/anz/rba

Comentarios