• Líder de Irán: La única vía para proteger el país es la resistencia
Publicada: miércoles, 21 de septiembre de 2022 6:52
Actualizada: miércoles, 21 de septiembre de 2022 18:00

El Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, ha aseverado que la Defensa Sagrada probó que la única vía para proteger el país es la resistencia.

En un encuentro con un grupo de comandantes, combatientes y familiares de los mártires de la Defensa Sagrada (guerra impuesta por Irak a Irán entre 1980 y 1988), el ayatolá Jamenei ha denunciado el apoyo de la arrogancia global al exdictador iraquí Sadam Husein durante su agresión militar al país persa.

“Los países hegemónicos ayudaron a Sadam en la guerra impuesta. La agresión de estos países a nuestro sistema revolucionario era completamente natural, ya que ellos estaban muy enojados con la Revolución Islámica de Irán”, ha subrayado.

A su juicio, la Revolución Islámica no fue solo una derrota política momentánea para la arrogancia global, sino que supuso una amenaza para todo el sistema hegemónico en el mundo.

 

“Era insoportable (para EE.UU.) que una nación resistiera e, independientemente del sistema imperial, dijera sus propias palabras y emitiera un mensaje nuevo. Era insoportable que una nación no tuviera miedo de Estados Unidos, ni del poder militar, político y económico que dominaba el mundo”, ha agregado.

El ayatolá Jamenei ha manifestado que la hegemonía mundial incitó a Irak, como un país vecino, a librar una guerra contra Irán, después de que fracasaron todos sus complots, incluidos intentos de golpes de Estado, para afligir daños a la Revolución Islámica.

El Líder ha asegurado que Sadam soñaba con desintegrar el país persa y anexionarse la provincia iraní de Juzestán, donde residen un gran número de ciudadanos árabes.

“Uno de sus objetivos era poner de rodillas a la nación iraní. Querían derrocar a la República Islámica y cambiar el destino de Irán. Querían que otras naciones aprendieran esta lección, que si alguien se atreve a rebelarse ante Estados Unidos será reprimido, al igual que la nación iraní”, ha remarcado.

La respuesta del pueblo iraní, ha añadido el ayatolá Jamenei, fue neutralizar todas estas conspiraciones y frustrar dichos planes.

“Hoy, afortunadamente, el país ha alcanzado la disuasión. Esto significa que el país ya no está preocupado por las amenazas extranjeras, y los enemigos también lo saben”, ha precisado.

De acuerdo con el Líder de Irán, la Defensa Sagrada puso de relieve en principio que la protección del país solo se materializa a través de la resistencia, algo que reforzó la autoconfianza nacional y enseñó a los enemigos que consideren la fuerza y resistencia nacional de Irán en sus cálculos.

“Con este espíritu de resistencia, el pueblo pudo derrotar muchos complots hostiles. El enemigo impuso la política de ‘máxima presión’ y fracasó. El enemigo lanzó el plan del ‘nuevo Oriente Medio’ y fracasó. El enemigo comenzó a atacar nuestras fronteras por el aire y el mar y fracasó. Esto significa la autoconfianza nacional”, ha concluido.

rba/ncl