• Parlamento y Gobierno de Irán aumentan medidas ante COVID-19
Publicada: jueves, 29 de octubre de 2020 1:53
Actualizada: jueves, 29 de octubre de 2020 3:43

El Líder de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, llama al Gobierno, Parlamento y todas las entidades correspondientes a tomar medidas para controlar la pandemia.

En Irán, son preocupantes las cifras de las víctimas por la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19. Se habla de un muerto por cada cuatro a siete minutos.

Esta situación llevó al Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, a celebrar, hace unos días, la primera sesión en persona con el gobierno desde el inicio del virus, y pedir al presidente Hasan Rohani y al Ministerio de Salud que actúen con mayor seriedad.

El ministro de Salud de Irán, Said Namaki, anunció, en la reunión del gabinete, que la vacuna iraní de COVID-19 ha llegado a buenos resultados en tres casos y tres distintos métodos. La vacuna entrará en las próximas semanas a la fase humana y esperan que dentro de los próximos meses anuncien su fabricación.

El gobierno impuso nuevas restricciones en Teherán, capital iraní, y otras 43 ciudades de alto riesgo, aplicables hasta el 21 de noviembre. Con base en las nuevas medidas, el 50 por ciento de los empleados públicos deben trabajar a distancia. Los cines y otros centros de entretenimiento deben permanecer cerrados y cualquier persona sin máscara será multada.

El Ministerio de Salud, además, ha promovido ampliamente el plan de la detección de los infectados por la COVID-19, y ha aumentado los centros de tratamiento de 1200 a 5000.

La tercera ola del coronavirus llega mientras los iraníes han entrado en el noveno mes de su lucha contra la pandemia. Se espera que las nuevas medidas tomadas por el gobierno y una mayor cooperación con todas las instituciones y la población, reduzcan la creciente cifra de víctimas.

Samaneh Kachui, Teherán.

mhn/mkh