• El científico nuclear egipcio Abubakr Abdel Moneim Ramadan en una conferencia.
Publicada: domingo, 8 de septiembre de 2019 16:01

Medios egipcios no descartan que el servicio de inteligencia israelí (el Mossad) esté detrás de la repentina y sospechosa muerte de un científico nuclear egipcio.

La sospechosa y repentina muerte de Abubakr Abdel Moneim Ramadan, quien trabajaba para la Autoridad egipcia del Control Nuclear y Radiológico, ha llevado a que todas las miradas se posen en el Mossad, ente que tiene a sus espaldas un largo historial de asesinatos de científicos, en concreto de especialistas nucleares, en diferentes países del mundo, de acuerdo con medios egipcios.

LEER MÁS: Siria acusa a Israel del asesinato de un científico en Hama

LEER MÁS: Encuentran muertos a dos científicos palestinos en Argelia

Algunos medios egipcios recuerdan que Ramadan estuvo a cargo de investigar los impactos medioambientales de las radiaciones de las instalaciones nucleares israelíes de Dimona, en el desierto del Néguev, ubicado en el sur de los territorios ocupados palestinos, por lo que barajan la posibilidad de que el Mossad esté detrás de su muerte.

Ramadan fue declarado muerto el jueves en la ciudad marroquí de Marrakech, a la que había viajado para participar en una conferencia sobre energía.

El embajador egipcio en Marruecos, Ashraf Ibrahim, explicó el sábado a Egypt Today que Ramadan se sintió mal durante la conferencia, por lo que tuvo que volver a su habitación en un hotel localizado en la zona turística de Agdal. Se sintió peor poco después y pidió asistencia médica al hotel, sin embargo, murió antes de llegar a una clínica privada.

Los informes preliminares indican que su muerte se debió a un ataque cardiaco, sin embargo, la Fiscalía egipcia ha ordenado que se le realice una autopsia al cadáver para averiguar la verdadera causa de su muerte; Egipto espera conocer los resultados este domingo, conforme a Egypt Today.

 

El Mossad y el asesinato de líderes y científicos

Medios egipcios destacan que no solo los científicos nucleares, sino que también escritores y líderes políticos han sido blanco de los ataques del Mossad por su posicionamiento antisraelí y antiestadounidense.

Tomando como punto de partida esta nueva muerte, producida como hemos señalado bajo circunstancias misteriosas, les ofrecemos a continuación un breve repaso de los científicos nucleares y no nucleares que fallecieron de forma repentina y sospechosa. Se cree que el Mossad estuvo implicado en todas estas muertes.

LEER MÁS: ¡Guerra indirecta! Israel mata a científicos nucleares iraníes

1. Sameera Moussa (1917-1952)

Científica pionera en la investigación nuclear en Egipto. Con un doctorado en Radiación Atómica, deseaba utilizar la tecnología nuclear para uso médico Atoms for Peace, intentando que su utilización estuviera al alcance de todas las personas. Falleció el 5 de agosto de 1952 en un accidente de tráfico en EE.UU., suceso que se sospecha fue provocado por el Mossad.

 

2. Gamal Hamdan (1928-1993)

Autor y geógrafo. Recibió su licenciatura del Departamento de Geografía de la Universidad de El Cairo y posteriormente estudió en la Universidad de Reading (Reino Unido) con una beca.

Entre sus obras destacan: El carácter de Egipto, El petróleo árabe y La geografía mundial islámica contemporánea. Hamdan también fue el autor de un libro en el que se revelaban las mentiras de los judíos en 1967. Sus amigos informaron que parte de sus notas relacionadas con el judaísmo y el sionismo desaparecieron tras su muerte.

De acuerdo con ciertos exjefes de la Inteligencia egipcia, su nombre integraba la lista negra del Mossad. La misteriosa muerte del geógrafo egipcio tuvo lugar en 1993, cuando hallaron su cadáver semincinerado en la ciudad egipcia de Guiza. Murió por haber inhalado gas tóxico.

3. Yahya El Mashad (1932-1980)

Fue un científico nuclear egipcio que encabezó el programa nuclear iraquí. Fue asesinado en una habitación del hotel Le Méridien en París (capital francesa), el 14 de junio de 1980, en una operación atribuida al Mossad.

Algunas fuentes declaran que su cadáver presentaba un corte en la garganta y múltiples cuchilladas, mientras que otras afirman que fue golpeado hasta morir.

En su momento, las autoridades francesas sospecharon que la agencia de inteligencia israelí estaba detrás de este asesinato.

ask/anz/hnb

Comentarios