• El canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, y el jefe de la ONU, Antonio Guterres, en la sede de las Naciones Unidas, 18 de julio de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 21 de marzo de 2020 2:22

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, enfatiza en el levantamiento de los embargos de EE.UU. contra el pueblo iraní para enfrentar el coronavirus.

El 12 de marzo, el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, envió una carta al secretario general de la ONU, en la que detalló los efectos de las sanciones de EE.UU. que impiden el acceso de Irán a medicinas y ayuda humanitaria para pacientes que sufren enfermedades raras, víctimas de armas químicas y ahora personas contagiadas por el nuevo coronavirus, denominado COVID-19.

Al respecto, este viernes, Zarif y Guterres, en una conversación telefónica, han puesto de relieve los últimos desarrollos en la confrontación de Irán con el patógeno y los obstáculos que enfrenta la nación iraní.

El responsable de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha expresado su condolencia y solidaridad con el pueblo de Irán, y ha enfatizado en la necesidad de eliminar las sanciones unilaterales estadounidenses para combatir a la pandemia letal.

 

Durante esta conversación, el jefe de la Diplomacia iraní ha agradecido las posiciones tomadas y también la asistencia de la ONU sobre el tema del nuevo virus, enfatizando la necesidad de levantar los embargos inhumanos, crueles, ilegales y unilaterales de Estados Unidos contra la nación iraní.

A pesar de las sanciones de EE.UU. especialmente en el sector de la salud y los medicamentos, el Gobierno iraní ha hecho un buen manejo en el control del COVID-19, incluso la Organización Mundial de la Salud (OMS) alabó los esfuerzos del país persa en la lucha contra el nuevo coronavirus, enfatizando en que Teherán está haciendo “lo mejor” para controlar y hacer frente a la epidemia.

Las autoridades de Irán han destacado, en reiteradas ocasiones, que el pueblo iraní no se doblegará ante las presiones norteamericanas, y aseguran que Washington, con tales medidas, no solo comete “terrorismo económico”, sino que también comete “crímenes contra la humanidad”, ya que ha generado serios obstáculos para el tratamiento y recuperación de muchos pacientes.

nsr/lvs/rba