• Detrás de la Razón: Donald Trump te exigimos liberes a nuestra compañera
sábado, 19 de enero de 2019 22:44

La Constitución de los Estados Unidos de América deja bien claro en su primera enmienda, que ni siquiera el Congreso de ese país puede callar a los periodistas.

Ni callar a ninguna religión, o hacer leyes para silenciarlas, es decir, que nadie, ni el Gobierno ni agencia pueden interferir o amenazar a un periodista por ser crítico ni por profesar cierta religión.

“El Congreso no promulgará una ley para establecer una religión o que prohíba el libre ejercicio de la misma; o que restrinja la libertad de expresión o de prensa; o el derecho del pueblo a reunirse pacíficamente y a solicitar al Gobierno una reparación de quejas. El Congreso no hará ninguna ley abreviando la libertad de expresión, o de la prensa...”.

Dice la Constitución estadounidense. Si el arresto de mi compañera Marzie Hashemi está relacionado con la emisión de noticias, información y opiniones, se estaría violando la Constitución misma de los EE.UU. y la libertad de prensa.

Hashemi ha sido detenida como usted sabe y como hemos estado informando, en un viaje a EE.UU. para visitar a su familia. Ella es ciudadana estadounidense y después conversa al Islam, además de que adquirió la ciudadanía iraní.

La pregunta para saber qué es lo que está detrás de la detención es ¿Por qué hoy? Y las demás preguntas, son de protesta y en defensa de los derechos humanos. ¿Por qué arrestar a una periodista bajo el amparo de una ley que se usa cuando un testigo se puede fugar o desaparecer, si Hashemi tan no se iba a fugar que estaba grabando un documental y viendo a su familia en territorio estadounidense? ¿Esta detención es parte del estilo, la orden y el operativo de Donald Trump de atacar a la prensa y querer silenciar a sus críticos?

El momento geoestratégico creo es vital para entender muchas cosas. Es curioso que esta detención coincida cuando en unos días EE.UU. realizará una mega conferencia mundial para tratar de poner a todos los países que pueda, en contra de Irán, y que también coincida con el periodo de máxima presión del Gobierno de Trump contra la nación iraní en una guerra económica, política y psicológica que declaró desde mayo pasado cuando se salió del acuerdo nuclear.

Cuando a los días siguientes ordenó la creación de un departamento gubernamental especializado en analizar a Irán para poder atacarlo y asfixiarlo económicamente con el objetivo de cambiar el Gobierno iraní. Ante eso, la detención de la periodista parece un eslabón más de la cadena antiraní. La Corte de Washington ha filtrado que no tiene nada contra nuestra compañera Marzie, ni cargo criminal alguno, sino que está detenida en calidad de testigo que declarará en un gran jurado y luego será liberada.

El gran jurado es para analizar por qué Press TV no está registrada como agente extranjero en Estados Unidos. O sea, que el blanco de todos modos es Irán. ¿Qué quiere decir esto? Que un agente extranjero en los registros de EE.UU., es un medio de propaganda y no periodístico, al parecer le quieren hacer a Press TV, lo mismo que la cadena del Gobierno ruso, RT, en noviembre de 2017, donde la declararon una agencia de propaganda. Es decir, no están a gusto con lo que se dice y se piensa en estas cadenas. ¿Cuál es el siguiente paso?

En Detrás de la Razón, nosotros preguntamos, los analistas contestan y usted en su casa concluye. Y si la realidad hace lo que quiere, entonces nosotros volveremos a preguntar. Lo importante es detectar las aristas que no nos dicen. El análisis, las preguntas y respuestas a las nueve treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres, siete y Madrid, ocho de la noche; México y Colombia, una de la tarde.

Por Roberto de la Madrid

smd/ncl/mjs

Comentarios