• Detrás de la Razón: ¿Si Trump ataca a Irán, sería la última guerra de EEUU o la III Guerra Mundial?
sábado, 13 de abril de 2019 20:20

Debe ser divertido para los extraterrestres ver a los seres humanos pelearse por el poder, campañas políticas, insultos, retóricas, trampas, campañas de emails, redes sociales.

Pero la diversión incluso para los extraterrestres, se torna trágica y lamentable cuando esas guerritas de poder, dan el siguiente paso que es hacer los que sea para conservar el coto de poder, es decir, se abre paso al sufrimiento, la sangre y la muerte de pueblos enteros para conseguir las metas egoístas de los poderosos.

¿Es pecado ser rico? No creo, lo que sí creo es que es un pecado mortal, siendo rico y no preocuparse por los demás, ayudar al que no corrió con la misma suerte del millonario, al entender que el millonario podría haber nacido con condiciones diferentes a las que lo hicieron con su fortuna y bienestar, porque no solo hablo de dinero, hablo de no tener sufrimiento para comer, para tener medicinas, educación, diversión, cosas básicas y fundamentales para la vida misma, que muchos no tienen, por esto que describo, por el capricho de querer más.

Así, sin importar la vida incluso de las propias tropas de EE.UU., Donald Trump está poniendo en peligro la estabilidad de Oriente Medio, con el fin de conservar el poder de algunos. Es casi evidente que su decisión de declarar al Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán es provocar o empujar a una guerra entre estadounidenses e iraníes. ¿Para qué la guerra? Ahí está la clave.

Si existiera el espíritu de la igualdad y el agradecimiento de la vida, seguramente el acuerdo y el negocio para una riqueza compartida sería el común denominador, pero como en las mentes de esos, está el querer controlar todo, no cabe. Lo que entiendo es que Trump está secuestrado sin duda por poderes como Arabia Saudí e Israel que no quiere ver jamás un acercamiento entre Washington e Irán, recordemos la actitud del premier del régimen israelí, Benjamín Netanyahu, con Barack Obama, uno tratando de destruir la firma del acuerdo nuclear, y el otro, incluso con anuncios por televisión convenciendo a los estadounidenses que lo mejor era firmar dicho acuerdo.

Obama se fue y llegó el aliado perfecto para saudíes e israelíes que quieren controlar todo. Esa quizá sea una de las explicaciones detrás de la decisión de calificar como terroristas a los militares iraníes, Israel feliz si EE.UU. ataca a Irán. La otra posiblemente sería la guerra por los hidrocarburos, mientras Oriente Medio viva en constante turbulencia, los poderes externos podrán controlar sus riquezas, que hasta ahora importan demasiado mientras la energía solar y eólica no se impongan.

Habrá quizá un tercer punto difícil de comprobar si es la necedad mística de querer un gran Israel para obedecer creencias divinas, quizá fin último o quizá se use para manipular a los votantes creyentes, ensuciando la fe con la política. Mientras todo esto sucede, en Irán, ayer viernes, muchos salieron a las calles para apoyar al CGRI, incluso en el rezo musulmán del viernes, el Ayatola ayatolá Movahedi Kermani, orador de ese rezo colectivo, envió un mensaje directo a la Casa Blanca: “Señor Trump, no juegues con la cola de León”. La comunidad internacional ha coincidido que la decisión de Trump no traerá paz a la región, al contrario, encenderá más aun las tensiones.

Los países vecinos como Irak, El Líbano, Siria, dijeron que no apoyarían en nada la asignación terrorista. El canciller de Irán, Mohamad Yavad Zarif, incluso envió una carta a la Organización de las Naciones Undas (ONU) para denunciar la actitud hostil e ilegal de los EE.UU. al declarar a un cuerpo del Gobierno como una entidad terrorista.

Mientras queda en el tintero para revisar minuciosamente las palabras entre el senador Ran Paul y Mike Pompeo, secretario de Estado de EE.UU., donde se ve con claridad que sí hay plan de guerra: Rand Paul: ¿Cree usted que el permiso del 2001 para ir a la guerra contra los que nos atacaron el 11 de septiembre, puede ser aplicado contra Irán o el CGRI? Pompeo: Prefiero dejarlo en manos de los abogados. Los iraníes hospedaron a Al-Qaeda, ellos permitieron a Al-Qaeda su tránsito a través del país, no hay duda que hay una conexión entre la República Islámica de Irán y Al-Qaeda.

Punto. Paul: No estoy discutiendo si CGRI es terrorista. Mi argumento es que usted no tiene el permiso del Congreso para entrar en una guerra con Irán. Y en la televisión de EE.UU., Pompeo volvió al ataque: Entrevistador: ¿Usted dice que [el jefe de los guardianes general Qasem Soleimani] es igual que el cabecilla de grupo terrorista Daesh, Abu Bakr al-Baghdadi, según las políticas de EE.UU.? Pompeo: Si. Él es terrorista. Entrevistador: Pues ¿nosotros tenemos la política de buscar y capturarlo? Pompeo: Soleimani tiene la sangre de estadounidenses en sus manos. Las cosas están tensas en Oriente Medio, ¿hasta dónde es retórica y hasta dónde realidad?

En Detrás de la Razón, nosotros preguntamos, los analistas contestan y usted en su casa concluye. Y si la realidad hace lo que quiere, entonces nosotros volveremos a preguntar. Lo importante es detectar las aristas que no nos dicen. El análisis, las preguntas y respuestas a las diez treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres, seis y Madrid, siete de la noche; México, doce, y Colombia, una de la tarde.

Por Roberto de la Madrid

smd/ncl/alg

Comentarios