• Detrás de la Razón: Honduras; ¿Narcoestado?
jueves, 1 de abril de 2021 20:59

Honduras vuelve a llenar las portadas de diarios y titulares de medios de comunicación por el flagelo del Narcotráfico.

No es la primera vez, incluso que el propio Gobierno de la nación centroamericana, se ve salpicado por el tema. Sin embargo en esta ocasión, la justicia cayó muy cerca del cuestionado mandatario Juan Orlando Hernández.

Su hermano, Juan Antonio Hernández, mejor conocido como “Tony Hernández”, fue sentenciado a cadena perpetua por la justicia de Estados Unidos, que lo halló culpable por los delitos de conspirar para transportar drogas al país norteamericano, porte ilegal de armas, conspiración para usar armas y dispositivos destructivos, y además hacer declaraciones falsas.

En el juicio de Tony, JOH fue denunciado de haber recibido sobornos para sus campañas a la presidencia en 2013, a cambio de protección a narcotraficantes. Pero, semanas atrás, durante el juicio a otro narco hondureño de nombre, Geovanny Fuentes Ramírez, también se delataron lazos del presidente de Honduras con este capo, durante los años 2013 y 2019.

Mucho antes de estos dos juicios, el nombre de JOH ya había sonado por vínculos con carteles de la droga, corrupción e incluso por una reelección presidencial en 2017 empañada de denuncias de fraude electoral.

Aunque Hernández rechaza cualquier vínculo con el narcotráfico, y desde EE.UU. no se le ha acusado formalmente, los fiscales si han decidido abrir una investigación contra el mandatario.

Incluso JOH asegura estar combatiendo este flagelo en su nación, y hasta asegura que hoy el tráfico de drogas en Honduras se ha reducido en un 95 %, citando además esta cifra del departamento de estado estadounidense.

En los últimos años no ha sido un secreto que Honduras ha sido un aliado para Estados Unidos y viceversa.

En 2019, JOH firmó un polémico pacto migratorio con el gobierno de Donald Trump, incluso durante años EE.UU. le respaldó políticamente y económicamente pese a las acusaciones de corrupción gubernamental y abusos de derechos humanos por parte de las fuerzas de seguridad.

También durante su reelección en 2017 aún con las denuncias de irregularidades, el país norteamericano le volvió a dar apoyo. Y más recientemente bajo la administración Trump, Hernández evitó renovar el mandato de la MACCIH, (Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras) que había sido creada con el apoyo del propio Washington y la OEA, y que contribuyó a investigar a decenas de funcionarios del gobierno hondureño.

Pero todo esto ocurre, justo cuando el presidente estadounidense Joe Biden, planea enviar hasta US$4.000 millones a Honduras, Guatemala y El Salvador, para atacar las causas de la emigración.

La gran pregunta es:

¿Aún cuando Biden no ha hablado tan abiertamente sobre JOH, recortará esta ayuda en especial a HONDURAS?.

Tras todos estos alegatos desde las cortes estadounidenses y a lo interno del país centroamericano, ¿se ha convertido Honduras en un narcoestado?

Es nuestro debate y análisis en esta edición de Detrás de la Razón junto a nuestros expertos en la materia, por las pantallas de Hispantv.

Por: Danny Pérez Díaz

mag/mkh

Comentarios