• Dentro de Israel: Monopolio en Israel
lunes, 22 de junio de 2020 23:46

Tel Aviv tiene más monopolios que Estados Unidos o cualquier país europeo. Como indican los medios de comunicación israelíes, existen vacíos legales que han permitido este tipo de comportamiento durante décadas.

Se puede ver la influencia centralizada de una docena de compañías en toda la economía israelí. Esto asfixia a la competencia, asegura que los precios se mantengan altos y así solo unos pocos se benefician.

Esto también ayuda a explicar por qué Israel ocupó a principios de este año el octavo puesto en cuanto al mayor costo de vida a nivel mundial.

La concentración del mercado no solo conduce a precios altos, sino también a menos opciones para los consumidores israelíes. Por ejemplo, el mercado israelí de los alimentos lo controlan un par de empresas.

Los productos de estas compañías tienden a ocupar los mejores estantes de las grandes superficies, mientras que los productos de los pequeños fabricantes son colocados al fondo o en lugares de difícil acceso.

Los pequeños fabricantes han testificado que adentrar en las grandes superficies resulta del todo imposible.

Según el Instituto de Planificación Económica de Israel, un grupo sin ánimo de lucro, los mercados monopolísticos que más afectan al consumidor incluyen directamente alimentos y bebidas, productos para bebés, artículos de tocador, maquillaje y pintauñas, electricidad, agua, viajes en avión y casi todas las necesidades que uno se puede imaginar.

También descubrió que los más afectados por la falta de competencia eran los pobres porque los altos precios consumían una importante parte de sus ingresos.

Y ya que no hay suficiente competencia dentro de Israel, la competencia extranjera -que podría reducir los precios- está en manos de un par de importadores.

El principal importador y distribuidor israelí, “Diplomat”, es poco conocido por el israelí medio. Esta compañía fija los precios de los geles para el afeitado, los cepillos de dientes, los champús, las chocolatinas, las galletas y las patatas fritas.

Este es solo un ejemplo de muchos. Las marcas y productos de compañías involucradas en el monopolio de Israel tienen derechos exclusivos de producción, importación y exportación.

mag/ncl/hnb

Comentarios