• De Bolivia a Dominica

¿Es Luis Almagro, secretario general de la OEA, un agente encubierto de Estados Unidos? Así lo afirman varios.

Desde que asumió el cargo en 2015, propiciado por los gobiernos de izquierda, Almagro se ha dedicado a tiempo completo a derrocar esos mismos gobiernos. Falló en Venezuela, pero lo consiguió en Bolivia. Quiso hacer lo mismo en la isla caribeña de Dominica, pero le fue mal.

Un libreto que contempla cuestionamientos al sistema electoral, propicia violencia callejera “espontánea” contra un “dictador” y se presenta como la única solución: una misión de observadores electorales que luego certifica fraude. Almagro busca la reelección en la Organización de Estados Americanos (OEA) para seguir en su ruta: la ruta golpista.

sábado, 22 de febrero de 2020 20:34
Comentarios