• Chofer de la Muerte

Hace setenta años, cuando el gobierno antidemocrático de Reza Shá todavía gobernaba Irán, Qazi Mohamad, un hombre de la región del Kurdistán, fundó un movimiento ostensiblemente democrático para exigir la igualdad de derechos para los kurdos de Irán.

Fue un movimiento que justificaba el uso de las armas para reclamar los ignorados derechos de los kurdos. A raíz de la Revolución Islámica de 1979 en Irán, que derrocó al Shá, el Partido Democrático del Kurdistán iraní inmediatamente cambió sus tendencias y se convirtió en un opositor de la Revolución; una Revolución en la que los kurdos, como otros grupos étnicos del país, habían participado.

Casi todos los partidos y organizaciones guerrilleras activas en Irán antes de la Revolución cometieron un error histórico. Supusieron que la Revolución debía su éxito a sus movimientos organizados. Un error de cálculo que los llevó a pensar que tenían que participar en la nueva estructura de poder. Una suposición errónea por la cual se sacrificaron a sí mismos y a otros.
Han pasado más de 38 años desde la victoria del levantamiento popular de 1979 en Irán. Durante este tiempo, el Partido Democrático del Kurdistán iraní les ha arrebatado la vida a miles de personas para lograr sus objetivos antidemocráticos. La mayoría de las víctimas eran residentes del Kurdistán iraní.
“El chofer de la muerte” relata una de estas rebeliones armadas del Partido Demócrata contra varios kurdos iraníes.

 

jueves, 3 de mayo de 2018 13:55
Comentarios