• Síntesis: Cuba ejemplo en enfrentamiento a la COVID-19
viernes, 11 de septiembre de 2020 22:51

Desde hace meses, el nuevo coronavirus, SARS-Cov-2, que causa la enfermedad conocida como la COVID-19, mantiene en vilo al mundo.

La pandemia se originó en China a finales de diciembre, pero poco a poco diferentes continentes fueron cayendo en las garras de su rápida expansión.

América es el continente más castigado por la pandemia. Países como EE.UU., Brasil, México y Perú se sitúan entre los primeros en la lista con más casos en el mundo, pero en este continente hay una excepción: Cuba.

En general, todas las medidas adoptadas no son tan distintas a las que se aplicaron en otros países, pero el secreto cubano está en las diferencias.

Desde hace décadas, Cuba tiene una cultura de la salud basada en la prevención y la detección temprana, una estrategia que permite mantener altos estándares de calidad sin contar con grandes recursos financieros ni materiales.

En paralelo con el plan interno contra la pandemia de COVID-19, Cuba demostró una vez más su internacionalismo, al enviar médicos y sanitarios a diferentes países del mundo para ofrecer ayuda en esta dura lucha.

Todo esto en un país que sufre desde décadas las más estrictas medidas coercitivas de Estados Unidos.

No obstante, el país caribeño asegura que no cederá ante las presiones del imperialismo y confía en la eficacia de su sistema socialista, que ha permitido superar los desafíos impuestos.

mhn/ctl/rba