• Foro Abierto; Francia: Mayo del 68, medio siglo después
martes, 29 de mayo de 2018 17:30

Se cumple medio siglo de la rebelión en Francia, conocida como Mayo del 68. En ese tiempo volvió a parecer posible la hipótesis revolucionaria.

Esto en un país central del capitalismo occidental con la irrupción violenta de las masas: una huelga general de 10 millones de trabajadores con ocupación de fábricas y la rebelión de los estudiantes y las clases medias contra el Gobierno del general De Gaulle.

El primer motor de la revuelta fue el movimiento estudiantil, enervado por la falta de futuro tras la universidad, por la estructura autoritaria en las aulas y sus contenidos de enseñanza.

La crisis de la Universidad francesa fue la causa inmediata de la explosión de mayo de 1968. A partir de ese punto, la izquierda europea realizó nuevos planteamientos y estrategias rompiendo con el Partido Comunista Francés (PCF), que se negó a participar en la lucha, perdiendo a buena parte de sus intelectuales como Jean P. Sartre.

Los estudiantes proclamaron como líderes a Che Guevara, Fidel Castro, Mao Tse-Tung y Ho Chi Minh.

Hoy analizamos aquellas revueltas desde la perspectiva de las lecciones y cambios que provocaron en la izquierda europea actual, la del siglo XXI.

Jorge Verstrynge, doctor en Ciencias Políticas, sentencia: “Mayo del 68 es el final de una fase. Empieza el neoliberalismo y la mundialización. Los que salen a la calle son anarquistas, maoístas, troskystas... unos chicos de clase media, en un país con pleno empleo, pero aburridos y lectores de Marcuse. Mayo del 68 se cargó al Partido Comunista y también fue una inmensa estafa”.

Clara Ramas San Miguel, doctora en Filosofía e investigadora de la Universidad Complutense de Madrid, determina: “Mayo del 68 hay que entenderlo como una bisagra clara entre dos formas de capitalismo: el industrial y el posfordista. Es una crítica al consumo y a la mercantilización, aunque sus críticos le achacan que es la búsqueda del gozo individual. La izquierda del 68 entendió el poder como algo represivo y al deseo como liberación”.

Carlos Roldán, doctor en Filosofía y profesor universitario: “El capitalismo ahora no tiene el poder concentrado, sino disperso, es una red. El viejo partido político ya no sirve. Podemos es el fracaso político del 15M al convertirse en una fracción parlamentaria. Es imposible realizar un paralelismo entre la izquierda europea, sobre todo la actual, y Mayo del 68, en esa fecha hay algo incontestable”.

Ricardo Martín, periodista, recuerda: “Que haya una izquierda que admira a Castro y lo bolivariano es consecuencia de Mayo del 68. Hubo una mentalización, fue un movimiento magmático, pero no fue una revolución. Había muchos intereses. Existía una intención de aunar intereses contrapuestos de entrada: los de los obreros y los de ciertos burgueses. El cambio estructural político-económico planteado por Mayo del 68 fracasó”.

xsh/anz/rba

Comentarios