• Foro Abierto; Bolivia: la buena salud de la economía
miércoles, 27 de junio de 2018 18:19

La economía boliviana avanza. A punto de cerrar el primer semestre de 2018 los vaticinios de la tasa de crecimiento del PIB del año podría cumplir con el pronóstico del 4,7 %.

El modelo boliviano, considerado como exitoso por varios organismos internacionales, valida la coexistencia de dos sectores. El primero, denominado generador de excedentes, lo forman las industrias petrolera, minera y eléctrica.

En el segundo, el generador de ingresos y empleos, estarían las industrias manufactureras, agropecuarias, la construcción y el turismo, entre otras.

El Gobierno de Evo Morales ha apostado por que el primer sector esté en manos del Estado (que se convierte así en el principal actor de la economía) y en la transferencia de los excedentes de este al segundo sector por la vía del gasto público y la redistribución económica, es decir, de la ampliación de la demanda.

En ese camino la nación andina ha firmado recientemente importantes acuerdos comerciales con China, entre los que destacan créditos y donaciones chinos por unos 1000 millones de dólares, principalmente para proyectos de infraestructura y seguridad, así como protocolos fitosanitarios que abren de inmediato el mercado del país asiático a dos productos ecológicos bolivianos de alto valor como la quinoa y el café.

Fran Pérez, responsable de Extensión Internacional del Comité Federal del partido Izquierda Unida (IU), subraya que la receta de Bolivia funciona. Antes de Evo Morales era un estado oligárquico dependiente de Estados Unidos y saqueado por las multinacionales. Ahora el Estado tiene medios y controla parte de la economía, con una política socialdemócrata.

Iris Urquidi, activista social, recuerda que Bolivia no solo vive del gas y del petróleo, también se han nacionalizado las comunicaciones y parte de la banca en beneficio de los bolivianos. Hoy tenemos electricidad y comunicaciones en áreas rurales, adonde antes no llegaban.

Luis Esteban González Manrique, periodista y analista internacional, considera que la economía boliviana ha tenido un gran desarrollo. Allí han caído los préstamos en moneda extranjera, lo que evidencia confianza en la moneda nacional y bajada de las tasas de interés.

Javier Castro Villacañas, abogado y periodista, acepta que los datos macroeconómicos son positivos, pero se ha creado una economía que depende del 80 % del gas y minerales, no se ha sabido diversificar y depende mucho de las fluctuaciones y de la corrupción en concesiones.

smd/anz/mjs

Comentarios