• Golpe de estado contra Morales | Esta semana en la historia
miércoles, 10 de noviembre de 2021 4:54

El 10 de noviembre de 2019, el presidente boliviano, Evo Morales, anunció su renuncia para frenar la ola de violencia que azotaba el país desde octubre de ese mismo año.

Tras el triunfo de Morales en las presidenciales de octubre, con el 47 por ciento de los votos válidos, algunos grupos liderados por la oposición arrastraron al país a un caos a través de los medios de comunicación y manifestaciones callejeras, alegando que la enmienda constitucional que condujo a la reelección del mandatario era ilegal y, por tanto, la elección fraudulenta.

La violencia y los saqueos que se registraron en los principales estados se extendieron por todo el país, y ni las fuerzas del orden, ni el Ejército pudieron controlar el desorden generalizado.

Ante tal situación, Morales, para pacificar el país, renunció a su cargo, sin embargo, se desató una cacería contra los miembros de partidos del presidente y las autoridades. Morales calificó los hechos que dieron lugar a su renuncia de golpe de Estado.

La diputada opositora Jeanine Áñez asumió la Presidencia y, pese a que, según la Constitución, tenía que asumir las riendas del país por un período no superior a tres meses, permaneció en el poder casi un año, concretamente hasta que Luis Arce, candidato del partido MAS, ganó las elecciones de octubre de 2020 con el 55,1 por ciento de los votos.

El 9 de noviembre de 2020, un día después de la toma de posesión del nuevo presidente electo, Morales regresó al país, prácticamente un año después del golpe de Estado en su contra.

ffa/mrg
 

Comentarios