• Detrás de la Razón: ¿Irán con ayuda de Rusia derrota con su poder a EEUU?
martes, 12 de noviembre de 2019 22:56

Irán ha comenzado a construir un segundo reactor en la central nuclear de Bushehr, en el suroeste del país persa, vertiendo hormigón para su base.

Eso se produjo en una ceremonia oficial a la que asistieron Ali Akbar Salehi, el jefe de la Organización de Energía Atómica de Irán (OEAI), así como una gran cantidad de funcionarios estatales, parlamentarios y directores ejecutivos de empresas rusas.

Estas dos cosas le retumbaron en las orejas a muchos en Washington y la Unión Europea (UE), unos seguramente, se enfadaron y los otros, encendieron la alarma. Alemania ya ha dicho que Irán está en el camino equivocado dando malos pasos.

Eso por un lado, por el lado de la carrera nuclear de Irán, por el otro que debió enfadar a europeos y estadounidenses, es el paraguas que ha desplegado Rusia en la construcción de este segundo reactor nuclear, que además incluye una disposición para construir hasta ocho nuevos reactores en Irán.

Dirigiéndose a los periodistas, el máximo responsable de la OEAI dijo que el vertido de concreto allanará el camino para construir una tercera unidad en 2021. La segunda unidad se construirá en seis años y la tercera unidad en ocho años.

Se espera que las tres unidades juntas generen 3000 megavatios de electricidad. Cada una de los dos nuevos reactores generará 1057 megavatios de electricidad. El único reactor nuclear operacional de Irán produce 1000. Se puso en línea en 2011, y Rusia acordó cooperar en proyectos futuros.

Actualmente, Irán genera hasta 75000 megavatios, de los cuales casi el 90 % proviene de combustibles fósiles como el gas y el petróleo. Espera generar 20,000 megavatios de electricidad a través de la energía nuclear en los próximos 15 años.

Este crecimiento nuclear de Irán significa desafío al presidente de EE.UU., Donald Trump, y sus sanciones contra el país persa, ya que a pesar de ellas se pueden dar el lujo de construir algo tan costoso en este momento de turbulencia económica.

Estados Unidos, a través de su secretario Mike Pompeo, acusa a Irán de extorsión pero sobre todo de estar preparando todo el camino nuclear para que en cualquier momento y cuando lo decidan, los iraníes puedan construir una arma nuclear en cuestión de días, es decir, está reduciendo los tiempos.

Irán contesta que su carrera atómica, este reactor y el abandono paso a paso de las prohibiciones del acuerdo nuclear —de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés)— no significan riesgo alguno para el mundo.

No se pierda ahora este nuevo capítulo de “Detrás de la Razón”, recuerde nosotros ponemos y usted dispone, le ofrecemos los elementos del problema y usted decide cuál es la verdadera interpretación o realidad, diferente, opuesta o igual a la que nos cuentan.

Por: Roberto de la Madrid.

mhn/nii/

Comentarios